14 loris son encontrados en las peores condiciones en manos de un traficante ilegal en Indonesia

Los Loris son una especie de primate solitario nocturno, no están acostumbrados a estar cerca de otros y la luz los confunde, por lo que ser enjaulado junto a otros y sometidos a la luz artificial para ellos es una tortura. Esto ocurre con más frecuencia de los que nos gustaría escuchar; existe todo un comercio que los vende como mascotas y se estima que se negocian al menos 200 cada año solo en Indonesia y que al menos el 30% muere en el proceso.

Es lamentable que sigan ocurriendo este tipo de cosas.


Según The International Union for the Conservation Of Nature (IUCN), los loris de la zona se encuentran en peligro; de hecho podrían entrar en la lista de peligro de extinción, mientras que los loris de otras regiones están en lista de vulnerables.

Entre la caza ilegal y el comercio de mascotas nos podemos dirigir hacia la extinción de la especie.

Uno de los traficantes fue identificado y su casa en Manonjaya, Indonesia fue allanada por la policía; el descubrimiento fue desgarrador, en tres jaulas 14 loris permanecían sin espacio y emitiendo sonidos de terror.

Es lo peor que le puede ocurrir a los loris perezosos.

Estos animales son muy sensibles y se asustan fácilmente, después de conocer su naturaleza podemos deducir que la experiencia fue traumática. De hecho se lastimaban entre sí, 7 eran machos, 6 hembras y 1 bebé tan pequeño que no se le logró identificar el género.

Pobres animalitos debieron estar realmente aterrados.

La policía se puso en contacto con el personal veterinario de International Animal Rescue (IAR) y estos acudieron inmediatamente para apoyar en el rescate. Liz Key, gerente de comunicaciones de la organización, explica que para que los Loris emitan ese tipo de sonidos tienen que estar sometidos a un nivel muy elevado de estrés.

Deben haber sufrido mucho, ellos son animales solitarios. De hecho no suelen compartir con otros Loris que no sean miembros de su familia, por lo que la situación de estar atrapados y en contacto con otros debe haber sido inaguantable.

Muchas personas creen que sus rostros son adorables y se dejan llevar por las emociones, pero realmente les hacen mucho daño, por eso es importante investigar antes de comprar un animal y rechazar la compra y venta de animales exóticos.

El siguiente paso era verificar que se encontraran bien.

Los loris fueron llevados a un centro médico veterinario, donde uno a uno fueron examinados. Por lo general, a los que serán vendidos les hacen procedimientos quirúrgicos para evitar que lastimen a sus futuros dueños, ya que ellos son animales salvajes.

Afortunadamente, aún no les habían extraído los dientes, una de las prácticas más frecuentes en estos casos.

Sin embargo, tuvieron que ser tratados por deshidratación y diarrea, consecuencia de una mala alimentación y curar las heridas que ellos mismos se habían ocasionado en medio del pánico. Finalmente tuvieron que alejarlos de toda situación de estrés.

Cuando estén completamente recuperados, serán liberados para que nuevamente puedan volver a su hábitat natural.

Nosotros como humanos debemos tomar conciencia y detener estas situaciones.

TheDodo

Liz expresó que aunque su situación de estrés es grave, se considera un alivio haberlos encontrado vivos. Sabemos que el equipo médico hará todo lo que esté en sus manos para que estos hermosos animales puedan volver a su entorno sin ningún inconveniente.

Comparte esta historia para que ninguna persona apoye el comercio de estos animalitos que sufren terriblemente en manos de los humanos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!