7 consejos infalibles para que tu hijo y tu perrito se conviertan en los mejores amigos

Todos hemos visto las fotos de adorables niños con sus mejores amigos caninos y nos crea tanta ternura que resulta imposible resistirse a la tentación de hacer lo mismo con nuestros propios hijos. Y es que honestamente todos los niños merecen un compañero canino, si es que así lo desean. Sus perritos se convierten en sus cómplices, toman la culpa si alguien olvida hacer la tarea o si misteriosamente el brócoli desaparece debajo de la mesa durante la cena. Entonces…

Si tú también deseas que tus hijos desarrollen un vínculo de por vida con el canino de la familia ¡sigue leyendo! 😉

1.- Si hay bebé en camino ¡comienza a planear desde ahora!


Si tu perro nunca ha recibido un entrenamiento básico de comportamiento, ahora es el momento. Con ello entenderá y obedecerá órdenes simples como no, alto y fuera. Si es posible pídele a otra madre llevar a su bebé a tu casa durante una prueba supervisada y tomando todas las precauciones. Evaluar el nivel de ansiedad de tu canino en torno al niño es importante. Y por último antes de llevar a tu bebé del hospital a casa, deja a tu perro olfatear una manta con el olor del bebé. Permite que tu perro se acostumbre a la nueva fragancia. Esto permitirá que él sepa que habrá alguien nuevo en casa.

2.- Antes de presentar a tu perrito con cualquier pequeño, asegúrate de que esté ejercitado


Una buena caminata o una carrera por el parque ayudará a tu perro a expulsar parte del estrés acumulado. Tu perro debe de estar tranquilo y sumiso antes de cualquier encuentro con un niño.

3.- Deja que el canino vaya al niño


Los niños aman a los perritos, y pueden precipitarse a causa de la emoción. Habla con los niños antes de acercarse a tu perro. Explícales que el perrito puede estar nervioso al principio por lo que deben de acercarse tranquilamente a él para no asustarlo. Cuando el canino se sienta seguro, hará su camino hacia el pequeño.

4.- Enseña a los niños cómo tocar apropiadamente a un perro


Los bebés y niños pequeños están aprendiendo sobre el mundo y su instinto los impulsa a agarrar todo lo que capte su interés. Los perros pueden ver estos gestos como una amenaza potencial e intentar morder al niño. Para evitarlo, enseña a tus niños que los perros prefieren ser tocados a un costado de la cara o bajo su barbilla. También haz hincapié en que nunca deben de acercarse sigilosamente al perro o tocarlo cuando está durmiendo.

5.- Conoce el lenguaje corporal y las señales de estrés de tu perrito


Llegar a conocer el lenguaje corporal de tu perro te permitirá notar cuando ya haya tenido suficiente de bebés o niños por un día. Los perros rara vez muerden sin previo aviso, por lo que es imprescindible que entiendas las pistas sutiles que te muestran. Enseña también a los niños a respetar el espacio del canino y a nunca acorralarlo en una esquina.

6.- Nunca permitas que un niño se acerque a un perro que esté comiendo, mordiendo un hueso o algún juguete


Muchas de las mordeduras prevenibles ocurren cuando los niños tratan de tomar el juguete favorito del perro o un pedazo de su croqueta. Los bebés y niños pequeños necesitan supervisión constante para evitar estas acciones. Lo mejor es tener programadas las comidas y tiempos de juego de tu perro durante la siesta o la hora del baño de tu hijo.

7.- Incluye a tus niños en los cuidados diarios de tu mascota

Barkpost

A los niños les encanta la sensación de que están ayudando a cuidar al perro de la familia. Los pequeños pueden acompañarte durante las caminatas y los grandes ayudarte a alimentarlo o a bañarlo. Cuanto más participe tu hijo en el cuidado de tu perro, más van a confiar y a amarse el uno al otro.
De cualquier forma recuerda que la mejor manera de que estén unidos es siempre darles ejemplos de respeto mutuo, pero sobre todo, mucho amor incondicional.

¡Comparte esta interesante lista con todos tus seres queridos y recuerda siempre inculcar el respeto y amor hacia los animales!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!