Quedó inconsciente tras sufrir un accidente y su perro quiso cuidarlo y estar a su lado

¡Qué nobleza tan única tienen los peludos! Se llama Tony y emocionó a todos los presentes en la comunidad de Bahía Blanca, Argentina, con la demostración del más puro sentimiento de amor hacia su amigo humano.

En un instante, este ciudadano común pasó del anonimato a convertirse en el dueño de un perro que conquistó el corazón de los vecinos y de todos los que han conocido esta conmovedora noticia que transcendió a nivel nacional y que bien vale la pena contar.

Jesús Hueche contó el significado que tiene en su vida este adorable perrito, que no se separó de él luego de sufrir un accidente: “Para mí es como un hijo”.

Reconoció que “fue un susto porque tengo solo una inflamación en la espalda y un golpe en la cabeza pero nada grave. Me subí a una escalera porque había una rama que me estaba complicando y era la última antes de terminar el trabajo”.

Hueche cayó a dos metros de altura mientras podaba un árbol frente a su casa, golpeó su cabeza contra el pavimento. Por suerte, sus vecinos se dieron cuenta y llamaron al servicio de emergencias, mientras llegaba la ayuda, Tony nunca se separó de su lado.

“No me di cuenta pero cuando caí perdí el conocimiento. Cuando me despierto tenía a mi hijo (en alusión al perro) encima mío y le gruñía a la gente de la ambulancia y de Defensa Civil”, dijo.

Tony estaba protegiéndolo a toda costa, cuando llegó el personal de Defensa Civil, se encontraba abrazado a Heuche, le colocaron el cuello ortopédico y cuando trataron de cargar al paciente para subirlo a la ambulancia y llevarlo al hospital, Tony también pretendía subir para ir con él, refiere el personal de Defensa Civil en su página de Facebook.

Hueche junto a Tony, una mascota que para él es mucho más que eso.

En el hospital fue atendido por traumatismo leve de cráneo, afortunadamente sus lesiones no revestían mayor gravedad y fue dado de alta el mismo día, de acuerdo a Defensa Civil (servicio de emergencia argentino).

“Va a todos lados conmigo y se acuesta en mi cama hasta que mi señora lo saca”, señaló Hueche entre risas, como una anécdota, luego del accidente que pudo haber tenido consecuencias nefastas.

Finalmente recordó el momento que rescató a este gran perro y lo llevó a su hogar: “Un día lo vimos en la calle y lo adoptamos, le dimos amor, alimento y es parte de nuestra familia. Incluso Tony tiene un hijo, Pulgarcito, que es mi nieto”.

Independent

En las malas y en las buenas siempre dan lo mejor para hacernos sentir bien. Es Inevitable pasar por alto la nobleza de estos animales que merecen nuestra admiración y respeto.

No dejes de compartir esta historia con tus amigos, ¡no hay amigos más fieles que nuestros peludos!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!