Un departamento policial le da el hogar de sus sueños a este Pit Bull que nadie quería

Este chico se llama Apollo y es un Pit Bull al que casi ponen a dormir… Su vida estuvo llena de rechazo y abandono. Durante un año pasó por varias familias adoptivas que lo despreciaron. Ahora finalmente tiene un nuevo hogar, y sus compañeros se consideran afortunados de tenerlo como parte del grupo. Esta es su historia.

La forma en que comenzó su vida me rompe por completo el corazón. Lo descubrieron abandonado en Washington, de allí lo enviaron a un refugio para que esperara ser adoptado y así poder encontrar un hogar para siempre. Durante seis meses estuvo presente mientras otros perros eran felizmente adoptados, sin saber que su tiempo se agotaba. Lo juzgaban diciendo que era muy escandaloso para vivir en una casa de familia… Estuvieron a punto de practicarle una eutanasia.

¡Afortunadamente todo cambió! Antes de ponerlo a dormir, el refugio contactó a un entrenador de policía para ver si el despreciado perro era un candidato para trabajar con la justicia. Resulta que su personalidad ansiosa y complaciente lo hacía el perro ideal. Ese hombre se lo llevó y lo salvó de ese terrible final al que iba a ser sometido. Sin embargo, la espera por tener una vida normal continuaba…

Durante el año siguiente, ninguno de los oficiales que se entrenaban para formar parte del K9 quiso llevarse a Apollo, hasta que llegó el Tukwila Police Department. Ellos vieron en él el gran potencial que había. “Nadie le daba una oportunidad simplemente por ser un Pit Bull, ellos tienen mala reputación pero está basada en creencias erradas”, escribió el departamento en su página de Facebook.

Decidimos darle a Apollo una oportunidad y estamos felices de haberlo hecho“, agregaron. El chico al fin encontró su lugar en el mundo. Además de encontrar un trabajo, tuvo lo que tanto necesitaba: amor. Todos en el equipo lo adoran, ese sitio es su hogar y allí estará por siempre.

Nos trajo alegría, además de ser un trabajador muy productivo. Es parte de la familia de su cuidador y además es amigo de todo el equipo en el Tukwila Police Department”, escribieron.

Facebook

Puede que este chico esté tan solo comenzando a prestar servicios como un oficial K9, pero su historia y sus experiencias lo han convertido en un ser especial, muy capaz de transformar este mundo en un lugar mejor. Él está librando una batalla en contra de los estereotipos negativos que hay hacia su raza. Hay muchos otros como él, que se encuentran en refugios esperando por ser adoptados sin éxito alguno. ¿Por qué no darles una oportunidad, si son seres maravillosos? 

Comparte esta maravillosa historia con tus amigos.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!