Una mujer rescató a un patito enfermo y terminó siendo su mascota terapéutica

Puff es un pato Campbell de cresta caqui, que empezó su vida de una forma muy accidentada, nació un poco enfermo en una tienda agrícola junto a muchos patitos de su edad, él era muy débil y temeroso. No sabía lo que debía hacer un pato y en la tienda estaban planeando deshacerse de él, pero pronto como si de un ángel se tratara, llegó Ashley Scott, quien se había enterado del patito y quiso conocerlo.

Ella sabía lo que era necesitar apoyo y pensaba dárselo el tiempo que fuera necesario.

Ella lo llevó a su casa en Carolina del Norte, “estaba muy débil, apenas lograba respirar y mantener su cabeza en alto significaba un gran esfuerzo para él, pero iba a hacer todo lo posible para que estuviera mejor”, dijo Ashley.

Lo alimentaba con un gotero y poco a poco comenzó a crecer y llenarse de vida.

Pero también notó que tenía problemas para desenvolverse como lo haría un pato, así que su madre se dispuso a enseñarle. Ella corría como loca con sus brazos abiertos como si fueran alas, para que Puff la viera y cuando menos lo esperaba, él un día simplemente la imitó.

Con mucha torpeza, pero finalmente desplegó sus alas.

También tuvo que enseñarle a nadar.

En verano lo llevó a una piscina, lo puso en sus hombros y después se sumergió sin darle más opciones a Puff que nadar, él descubrió que de hecho era bastante sencillo y ahora disfruta hacerlo.

Se han divertido mucho en todas las estaciones.

Además, Puff tiene dos hermanas caninas, una Pug llamada Mimi La Rue y una Shithzu de nombre Lulu, los tres se la llevan muy bien, y comparten juegos y tiempo de ocio juntos.

Pero no toda la historia es tan divertida y feliz.

Lamentablemente esta mujer de gran corazón y con una pasión por los animales fue diagnosticada con una extraña enfermedad autoinmune.

Puff inmediatamente se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo y adoptó una actitud de apoyo incondicional, él sabe perfectamente cuando Ashley no está muy bien y simplemente se acerca a ella, la acompaña y le brinda energía.

Su capacidad de empatía y conexión es tanta que Puff puede presentir cuando los síntomas están por volver.

Él intenta advertir cuando Ashley sufrirá una recaída, se pone muy ansioso y su comportamiento es completamente atípico.

“No estoy segura de por qué llegó a mi vida, pero indudablemente es lo mejor que me ha pasado”, dijo Ashley.

Puff ha llegado incluso a enfermarse y debilitarse al mismo tiempo que ella, los veterinarios nunca han encontrado nada grave, pero dicen que puede tratarse de una respuesta emocional, sentir que Ashley no está bien es algo muy doloroso para él.

Es como si su corazón se rompiera al verla tan enferma.

TheDodo / TheAnimalRescueSite

Es increíble como los animales pueden llegar a ser un pilar fundamental en la vida de algunas personas, su capacidad de brindar amor sincero hace que la vida de muchos tenga un sentido; para Ashley el apoyo mutuo que han tenido ella y Puff ha sido fundamental. Incluso gracias a él es capaz de hablar más abiertamente sobre su enfermedad, cosa que evitaba hacer pero la forma en que su patito la apoya es algo increíble de lo que se debe hablar.

Comparte esta emotiva y maravillosa historia y muéstrale al mundo las cosas increíbles que los animales son capaces de hacer por y para sus dueños.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!