Así fue como una leona atacó a una niña durante un programa de televisión ¡Qué negligencia!

Este hecho sucedió en México durante la transmisión de un programa de televisión en vivo en el que participaba una leona con su entrenador. Cuando comenzó todo parecía estar bajo control, el animal se sentó en el suelo y parecía estar bastante tranquilo. En el set se encontraba una madre que sostenía a su pequeña hija en brazos y tan pronto la bebé emitió un sonido, la leona saltó repentinamente a sus pies agarrando sus piernas con sus dientes. Los nervios hicieron que gritaran con terror, pero la entrenadora llamaba a la calma luchando para que soltara a la pequeña niña.

Finalmente dos entrenadores lograron abrir la boca del animal y sacar el cuerpo de la pequeña.

La madre la revisó y enseguida la abrazó, ellos se disculparon por el incidente ¡Qué susto! Pudo pasar una tragedia, pero afortunadamente no hubo un desenlace fatal.

Las consecuencias pudieron ser peores, ellos jamás se imaginaron el riesgo que representaba la presencia del animal en un set de televisión donde todos eran vulnerables a ser atacados.

leon-ataca-a-nina-durante-programa-de-tv-mexico

Los animales salvajes deben permanecer en su hábitat, no fueron creados por la naturaleza para desenvolverse en otro medio que no sea el suyo y no es justo que se sometan a cambios tan bruscos, a entrenamientos forzosos, a una vida que no es la que se merecen.

Los responsables del peligro y de lo que allí ocurrió son las personas que creen que un animal como ese debe asumir una conducta atípica para adaptarse a un entorno que no es el suyo, donde no se sentirán cómodos jamás.

Por eso es tan importante seguir luchando contra la presencia de animales salvajes en todo tipo de espectáculos.

¡Comparte esta impresionante escena con tus amigos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!