Así viven muchos animales salvajes entre el lujo de los jóvenes más ricos de Arabia Saudita

En las redes sociales podemos encontrar de todo, con la era de la tecnología se ha vuelto común conocer una infinita variedad de gustos y costumbres. Ahora a través de las fotografías la vida privada de la mayoría de la gente no está oculta.

Cada quien ejerce su derecho a mostrar lo que quiere y hacerlo público. Por eso los niños ricos de Arabia Saudita se dejan ver en Instagram mostrando lo que para muchos es un gran atractivo: el lujo, un mundo de exuberancias y excentricidades rodeado de paisajes impresionantes.

Entre las imágenes publicadas llama la atención ver que muestran tranquilamente animales exóticos convertidos en mascotas como una afición y símbolo de estatus social.

El popular dicho “dime de lo que presumes y te diré de lo que careces” pierde vigor cuando se trata de los jóvenes adinerados de Arabia Saudita, tal como lo publican en el perfil de la cuenta de Instagram @RichKidsOfSaudi (Niños ricos de Arabia Saudí), el dinero no representa un obstáculo para satisfacer gustos que responden al estilo de vida a la que pertenece esta elite iraní.

La galería cuenta con más de un centenar de imágenes donde comparten sus aficiones.

En su mayoría se pueden ver los más costosos y distintivos autos de marca, no es raro encontrar piezas chapadas en oro y colecciones de prendas con firma de diseñador, regios relojes, zapatos, ropa y joyas. También figura en la lista de gustos un arsenal de armas, que incluye valorados revólveres hasta un fusil de asalto.

Como si estuvieran en un set de una película, solo que no es ficción, rodeados de mansiones, yates y jet privados que forman parte de lo cotidiano. Y por supuesto, de animales salvajes.

La pasión por los autos comparte protagonismo con la apreciada compañía de sus fascinantes animales exóticos, que posan con los jóvenes acaudalados en las fotos que han sido publicadas en Instagram.

Le atrae tener felinos pero no nos referimos a pequeños gatitos domésticos sino a los más grandes: cachorros de tigres, guepardos, leopardos y leones son convertidos en mascotas.

Un joven saudí con su leopardo.

Parecen tener muy buena relación con sus animales y aunque los cuidan como si fueran sus propios amigos, sabemos que estas criaturas nacieron para la vida salvaje, algo que ciertamente se les ha arrebatado cuando son sacados de su naturaleza para ser domesticados.

Este joven recuesta su cabeza en la pata trasera de este imponente tigre adulto mientras descansa en el piso de concreto.

Según reportes de prensa en los últimos años la posesión de un animal salvaje para estos chicos acomodados se ha popularizado como otro símbolo de estatus social.

La legislación de Emiratos Árabes Unidos (EAU) prohíbe la venta de cualquier animal incluido en la Convención Internacional sobre el Comercio Internacional de Especies Protegidas (Cites), investigaciones de organismos internacionales, como el Fondo Internacional para el Bienestar Animal, afirman la existencia de una floreciente oferta de especies protegidas a través del comercio ilegal.

Desde cualquier punto de vista el precio es alto. Un cachorro de guepardo, leopardo, tigre o león están entre los más buscados.

Es preocupante, aunque la venta y tenencia de la mayoría de estos animales están prohibidas en muchos países occidentales, posan tranquilamente junto a sus cachorros, los cargan, acarician, se tumban a su lado.

Deambulan por el jardín, suben a sus vehículos y los llevan a pasear con correa causando impresión a quienes los conocen.

Un usuario de Reddit compartió la imagen en la que un príncipe transportó 80 aves de compañía en un vuelo comercial, cada ave ocupaba un asiento de pasajero con sus ojos vendados y alas sujetas.

Llevan su estilo de vida a otro nivel en lo que se refiere a lucir lo que les permite su riqueza. Lo que adquieren con su fortuna impresiona y se convierte en icono para muchos de sus seguidores y para otros un motivo de indignación y reproche.

Las aventuras incluyen extraordinarios paisajes, desde rascacielos hasta desiertos que son perfectas pistas de carreras.

En esta cuenta aparecen mujeres glamorosas y maquilladas usando una vestimenta que difiere del estricto código iraní.

Van al volante en vehículos costosos a pesar de la prohibición que tienen las mujeres de conducir.

Frente a un vehículo lujoso, un hombre posa intimidante con un pasamontañas sosteniendo una pistola, a su lado hay un bate reclinado.

Aquí la opción fue un animal diferente a los populares felinos, quien lo acompaña en su Mercedes es un tierno bebé chimpancé vestido como un niño pequeño.

Como bien reseñan diversos medios, estos cachorros pueden ser pequeños y lindos pero crecen, representando un riesgo para algunos dueños cuando ven aflorar sus instintos naturales, entonces recurren a zoológicos que los puedan recibir y compran otro animal, así continua el ciclo de comercio para la crianza de estas mascotas exóticas.

Aquí no hay escasez de dinero cuando se trata de mostrar lo que para estos jóvenes acaudalados significa tener un estilo de vida lujoso.

DailyMail /Instagram

Cada quien se esfuerza por darse algún gusto en la vida, muchas veces esto implica un gran sacrificio, la diferencia está en que cuando se trata de gastar dinero para algunos parecieran no existir límites.

Si eres amante de los animales seguramente piensas que no hay razón en invertir grandes sumas de dinero para tener estas especies como mascotas, ninguno merece ser tratado como mercancía y cambiar su naturaleza. ¡Compártelo!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!