¡ATENCIÓN! Especialistas revelan por qué NUNCA debemos quitar las garras de nuestros gatos

¿Alguna vez te has preguntado si es bueno ó no remover las uñas de tu amado minino con tal de dejar en el pasado los arañazos? Te lo hayas cuestionado o no, a continuación te compartimos el por qué nunca deberías remover las garras de los gatos. Para un gato, este procedimiento comienza y termina con dolor.

No hay sedantes antes de la operación. Ni medicamentos para el dolor inmediatamente después del procedimiento. Por lo general los calmantes son suministrado por vía intravenosa durante los tres días posteriores a la cirugía. Seguidos de una semana más de medicación para el dolor en casa, asumiendo por supuesto que no hay complicaciones, como el llamado “dolor fantasma” que puede afectar en el futuro a los mininos sin uñas.

Entonces, ¿todavía crees que vale la pena salvar un sofá de las travesuras de un gatito, sacrificando así su bienestar y causándole un inmenso dolor? 🙁

Cada vez más, los veterinarios y personas involucradas en el cuidado animal concuerdan en que debemos mantener las garras por el simple hecho de que son parte natural de un gato 


Una clínica en Toronto anunció hace algunas semanas que ya no se pueden remover las garras a los gatos, refiriéndose a este procedimiento como una “amputación” innecesaria. “Este es un procedimiento que no es médicamente necesario, no beneficia a nuestros pacientes de ninguna manera,” Suzanne Lyons, veterinaria del Hospital Animal Bloor, dijo en una entrevista.

“Cuando nos sentamos a pensar en ello, simplemente no podíamos justificar la continuación de un procedimiento de este tipo”


La clínica se une a decenas de oficinas en Canadá y en EE.UU. que se niegan a quitar las garras de los gatos a menos que sea médicamente necesario. La lista de países que prohíben esta práctica también está creciendo. Actualmente, de acuerdo con algunas fuentes, más de 25 países, incluyendo el Reino Unido, Israel y Suecia, han hecho de esta práctica algo ilegal.

Lamentablemente, muchas personas todavía consideran dicho procedimiento como una manicura en lugar de una apabullante cirugía quirúrgica 🙁

“Declawing”, como se conoce en inglés, tradicionalmente implica la amputación del último hueso de cada dedo, si se realizara en humanos, sería como cortar cada dedo en el último nudillo

Los gatos necesitan sus garras, ya que caminan de puntillas, a diferencia de los seres humanos que caminan sobre sus talones 


A pesar de las crecientes filas que rechazan el procedimiento, sigue siendo una fuente de debate entre los veterinarios. Sin embargo, en términos médicos todos concuerdan que es un procedimiento sumamente doloroso y que conlleva a cambios de comportamiento notorios en los gatos tanto en el corto como en el largo plazo.

La Sociedad Humana de los Estados Unidos (HSUS por sus siglas en inglés) recomienda mantener las garras ligeramente cortadas


Ya sea que las cortes por tu propia cuenta o que un veterinario lo haga. Sin embargo, los intervalos entre cada corte deben ser de al menos entre cuatro y seis semanas. Ten en cuenta que también existen juguetes y objetos especiales para tu amado minino que lo ayudan a dejar de rasguñar el sofá o la esquina de la mesa que tanto te gusta y enfocar sus energías en otra cosa.

También puedes encontrar alivio en pequeños zapatos de plástico especiales para tu gatito que minimizarán los arañazos en tus muebles favoritos 

The Dodo

Ahora ya sabes qué hacer, respeta la naturaleza de tu minino y mantén sus garras en el lugar que pertenecen. 😀

¡Comparte esta interesante nota con todos tus amigos y ayuda a crear conciencia sobre los riesgos de esta dolorosa práctica!

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!