Cuando esta madre ya había perdido la esperanza, vinieron estos ángeles para salvar a su bebé

Para los elefantes la familia es muy importante, históricamente lo han demostrado. Sabemos que tienen una sensibilidad e inteligencia especiales. Dicen que son los animales más emotivos del mundo. Por eso cuando la vida de uno de ellos corre peligro, la manada sufre mucho, y siempre intentan ayudar al compañero que está en dificultad.

Las poblaciones de elefantes en África han estado en declive desde hace varias décadas debido a la caza ilegal para obtener el marfil de sus colmillos. Además de eso, en Asia también sufren por el decrecimiento y deterioro de sus hábitats, el conflicto entre las comunidades cada día es peor. Muchos se preocupan por estos maravillosos animales, que son víctimas de tantos factores externos.

Por eso, cuando los visitantes del Tsavo East National Park, ubicado en Kenya, se dieron cuenta de que había algo extraño en el lodo que dejaban a su paso, se detuvieron a mirar y encontraron a un pequeño animal que se movía. Era un bebé elefante que obviamente estaba cansado de luchar para salvar su vida, necesitaba ayuda y la pedía desesperadamente.

Un equipo de rescate de la organización David Sheldrick Wildlife Trust (DSWT), que tiene una larga trayectoria trabajando en la región para salvar a elefantes en necesidad, fue inmediatamente al lugar de los hechos. Notaron que había una manada a algunos metros de distancia de allí, y fue así como se apuraron para ayudar al pequeño no solo a que pudiese salir, sino a que todo pasara rápido para que regresara con su familia.

También notaron, al ver varias huellas, que la mamá de la cría había intentado halarlo sin tener éxito. Calcularon que el chico había podido pasar aproximadamente 12 horas luchando para salir del lodo que lo tenía atrapado. “La mamá claramente intentó con desesperación salvar a su cría y ya había perdido toda la esperanza”, dijo Rob Brandford, director ejecutivo de DSWT en el Reino Unido.

Mientras todos se encontraban rodeando al bebé, algo increíble ocurrió. Un elefante de la manada que se encontraba a metros de distancia, se acercó, e intentó arrollar a los que estaban allí alrededor de la cría. Evidentemente era la mamá, y pareciera haberse dado cuenta de que estaban intentando ayudarlo porque cambió de actitud de forma sorprendente. Entendió que no eran una amenaza, sino que trataban de ayudar.

Se mantuvo allí tranquila, mientras los hombres ayudaban al bebé. Por fortuna lo pudieron rescatar y apenas salió se apuró en acercarse a su madre. “Este pequeño crío tuvo suerte. Aunque una manada intente mucho ayudar a un elefante en peligro, eventualmente si después de un tiempo no lo logran, deben tomar la dura decisión de dejarlo allí”, dijo Rob.

Este chico pudo reunirse con su mamá y con toda su familia, pronto caminaron junto al resto de la manada y muchos elefantes fueron felices ese día. “En vista de que las familias de elefantes son separadas a causa de la caza ilegal para obtener el marfil de sus colmillos, la destrucción de sus hábitats y el conflicto humano con la vida salvaje, mantener a las manadas juntas es nuestra misión primordial“, comentó Rob. “Reunir a una cría con su madre es nuestro final feliz“.

sheldrickwildlifetrust.org

¿Te gustaría que DSWT siga teniendo finales felices? Considera hacer una donación o apadrinar a algún bebé elefante que se encuentre en uno de sus orfanatos. ¡Vale la pena!

Comparte este final feliz con todos sus amigos y ayúdanos a que se multipliquen estas historias.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!