Una mamá koala descubre que su hijo corre peligro y arriesga todo para liberarlo

Así como sucede con los humanos, en el mundo animal las madres son capaces de dar la vida por sus hijos. Siempre que algún pequeño está en problemas, es la madre quien lo ayuda a resolver, o le enseña cómo hacerlo.

Gracias a la proximidad e inmediatez que nos dan los teléfonos celulares, cada vez vemos más imágenes de lo que sucede en nuestra vida, pero también lo que pasa en el reino animal.

Ahora es más fácil poder ver imágenes de la vida silvestre de África o Australia, ya que la tecnología nos ha acercado en este aspecto. Y las imágenes no sólo nos enseñan sobre los animales y su comportamiento, sino cómo nuestro avance como civilización los afecta.

Si bien hay casos más duros, donde la violencia es explícita, hay otras ocasiones en donde el daño parece ser menor, como el de un pequeño koala que estuvo atrapado en una cerca construida con alambre de púa. Pero supone igualmente un daño para el animal.

El koala atrapado en el alambre de púa.

Dos videos muestran cómo el pequeño se quedó atorado en uno de los alambres sin poder salir mientras su madre corre a ayudarlo y trata de calmarlo.

Sucedió en Witta, Sunshine Coast Hinterland, Australia, y todo fue filmado por Sue Moxon, una mujer que pasó por el lugar y captó todo el momento en su celular.

El pequeño koala estaba atrapado en el alambre de púa y comenzó a gritar pidiendo ayuda, hasta que esa ayuda llegó con su madre.

La madre baja del árbol para ayudarlo.

Aparentemente, el koala bebé se había separado de su madre, bajando del árbol donde ambos estaban, y quedó atrapado.

Cuando se da cuenta que no puede salir por sus propios medios, comienza a gritar, llamando a su madre, que baja del árbol para asistirlo.

Durante varios minutos se ve cómo el koala trata de librarse del alambre de púa, que lo tiene tomado por la nuca y que no lo deja moverse.

la madre intentando salvar a su pequeño:

Desesperado, agarra a su madre, la toma pidiéndole ayuda, y ella le responde cariñosamente, tratando de analizar la situación y tranquilizando al pequeño.

Ella busca la forma de liberarlo hasta que, por suerte, logra hacerlo. Ambos vuelven rápidamente a la cima del árbol, donde continúan su vida.

Las imágenes no necesitan explicación, claramente se ve la desesperación del koala y de su madre. Ese alambrado de púa es un peligro para estos peludos animales, que no comprenden el peligro que pueden significar esas filosas puntas y ese fuerte cable.

Por fin libre:

El avance de la civilización está haciendo más daño del que creemos. A gran escala, pero también lo hace en estos “pequeños” y aislados casos.

Comparte el video para que ayudemos a tomar conciencia de cómo cuidar el medio ambiente y a nuestros compañeros de planeta.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!