Una bebé orangután vivía en una caja de madera hasta que alguien la vio en Facebook y la rescató

Jelapat es otra bebé orangután huérfana de Indonesia que quizás perdió a su madre escapando de cazadores o fue asesinada frente a ella. Lo cierto es que la pequeña fue encontrada sola y débil en los bancos del río Barito, en la región central de Kalimantan, según contaron desde la Fundación BOS (Borneo Orangutan Survival).

Quien la encontró, un vecino de la zona llamado Sukri, le puso el nombre de Jelapat y decidió llevarse al animal a su casa para criarla como una mascota. Allí la pobre bebita vivió en una caja a la vista de todo el mundo, a la vera del camino que atraviesa la villa.

Pasaba horas en la caja enrejada, vestida con ropas humanas, como si fuera un bebé humano, pero encarcelada y sin poder moverse mucho. Debe haber sido una experiencia terrorífica para la pequeña, que era alimentada con sobras, arroz y otros alimentos, según cuentan en el blog de BSO.

Jelapat en su caja de madera vistiendo ropa de humanos.

Bebe-orangutan-Jelapat 3

La Fundación se enteró de la existencia de la pequeña por una foto en Facebook y rápidamente fueron a ver a Sukri para explicarle el peligro que corría la pequeña Jelapat, no sólo por las pobres condiciones de vida en las que estaba, sino por los riesgos para la salud humana que pueden acarrear.

Sukri comprendió la situación y la pequeña fue trasladada al Nyaru Menteng Orangutan Rescue Center donde recibió la atención médica necesaria y estimaron que tenía apenas un año. Era tan tranquila que los rescatistas entendieron que había estado sobreexpuesta a los humanos durante mucho tiempo.

Jelapat ahora vive en el refugio con otros huérfanos y aprenderá los conocimientos necesarios para vivir en su hábitat natural, los que no pudo aprender al ser separada de su madre.

Las dos especies de orangutanes están en peligro de extinción y han perdido sus hogares debido a la deforestación y los cazadores furtivos principalmente, pero también por falta de conocimiento en general de la población sobre las necesidades de estos animales.

Esta era la casa al lado del camino donde vivía la bebé orangután.

Bebe-orangutan-Jelapat 1

Apenas llegó al refugio la pequeña recibió la atención médica necesaria.

Bebe-orangutan-Jelapat 2

BSO – Facebook

Un estudio reciente demuestra que el 27% de la población de Kalimantan no sabe que los orangutanes están protegidos por ley y la IUCN (Union for Conservation of Nature) asegura que para que sea posible la conservación de la especie, es necesario realizar campañas informativas. Es la única forma efectiva para que los pobladores se sientan responsables de su medio ambiente y del cuidado de los animales.

Si quieres que la Fundación BOS continúe ayudando a preservar la vida animal, puedes hacer una donación ingresando en este link.

Jelapat está a salvo y aprendiendo a vivir como merece. ¡Comparte esta esperanzadora historia!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!