Este Bulldog estaba tan maltratado que los veterinarios lloraron la primera vez que lo vieron

Es increíble que las personas sean capaces de descuidar a extremos tan crueles a sus propios animales, en especial si se trata de animales que requieren de cuidados especiales por sus propias condiciones físicas.

Los rescatistas y veterinarios siempre han recomendado que si ya no están dispuestos a hacerse cargo de sus mascotas, lo mejor es darlos en adopción, pero abandonarlos entre sus propias enfermedades y necesidades, es lo más vil que se le puede hacer a un ser vivo.

William es un Bulldog de dos años que fue rescatado por algunos voluntarios de Linbee Dog Rehomiing en Offutt, cerca de Wakefield en Yokshire. Había estado tanto tiempo descuidado que las uñas le crecieron tanto que perforaron la piel de sus patas.

También tenía un problema muy grave en el ojo, tenía una capa de carne roja sobre él. Por último, había perdido casi todo su pelaje a causa de la sarna.

William es el ejemplo perfecto de aquellas personas que insisten en tener un perro de raza pero que al final, no son capaces de hacerse cargo de ellos, no solo porque requieren de mayor atención, sino porque muchas veces, esa atención es costosa.

Los Bulldogs son perros de raza pura, debido a sus características anatómicas son propensos a tener una piel muy delicada, requieren de una dieta específica y un régimen de limpieza estricto. Además de que también pueden llegar a sufrir de síndrome de las vías respiratorias obstructivas braquicefálicas debido a sus problemas respiratorios.

Cuando los voluntarios de Linbee llegaron a la recepción de la clínica de veterinarios, todos alrededor se lamentaron de las condiciones del pobre William.

Algunos veterinarios no pudieron contener las lágrimas, pero no solo de tristeza, sino de coraje, porque ningún ser vivo merece llegar a estar en tales condiciones tan graves de salud y descuido.

Linda Whittaker, fundadora de Linbee dijo que su condición estaba entre las peores que había visto en un perro rescatado. “Este descuido duró por meses y meses, tiene agujeros en sus patas en donde sus uñas continuaron creciendo y giraron alrededor de su piel hasta incrustarse por debajo.”

Los veterinarios sabían que lo primero que debían tratar era su piel, pues tenía un sarna demodéctica, es decir, en un estado muy grave. También tenían que tratar su ojo inflamado y rojo. Después tendría que ser sometido a dos cirugías, una de entropión y la castración.

Entropión es una deformidad de los párpados donde se vuelven hacia adentro, dando lugar a que las pestañas froten el ojo y esto es lo que causa la irritación a extremos muy peligrosos.

William necesitaría mucha ayuda por parte de todo el personal de la clínica, además de antibióticos y medicina antiinflamatoria. La había pasado muy mal durante mucho tiempo, pero ahora venía la recuperación.

Recibe baños cada dos semanas para tratar su sarna, al mismo tiempo que mejora la textura de su piel y recibe medicina del bravecto.

Los Bulldog son una raza que requieren de atenciones, cuando llegó a la veterinaria, William ni siquiera podía caminar por sí mismo, su aspecto era deplorable.

Lo mejor de todo es que William está afrontando de la mejor manera esta nueva etapa para él, es juguetón con todo el personal y no se muestra resentido con los humanos. Los médicos piensan que en poco tiempo estará listo para ser adoptado en un hogar amoroso, donde realmente se ocupen de él.

Estamos sorprendidos por su temperamento, porque a pesar de todo por lo que ha pasado, no muestra maldad con nadie”.

Su recuperación va a continuar hasta que esté listo para ser adoptado, aunque su tratamiento va a requerir más de 6 meses”.

SWNS

Esta historia nos deja un gran mensaje. Hay personas que creen que es mejor tener un perro de raza; sin embargo, cuando se topan con los cuidados y atenciones que deben recibir, ya no les parece tan buena idea.

Lo cierto es que, sea de raza o no, todos los animales merecen respeto. Y si las personas no son realmente capaces de cuidar de ellos, no deberían adoptarlos. No se trata solo de un juguete divertido ni de un objeto, sino de una vida y la responsabilidad es para siempre.

Comparte para que otros conozcan la responsabilidad que representa la adopción de animales.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!