¡La ansiedad casi la mata! Una cacatúa se hizo un agujero en el cuerpo con su propio pico

Jackie, una cacatúa moluccensis de 22 años, es un pájaro muy tranquilo que posee una voz suave que, cuando su madre adoptiva entra en el cuarto, se apresura a saludar con un alegre saludo.

Por estas características es tan difícil de creer que este pájaro tan amigable, que adora que le rasquen la cabeza, se ha hecho un daño tan grande en su cuerpo, que ha ido casi mutilando en los últimos 18 años.

Jackie fue llevada al refugio Exotic Bird Rescue de Oregon, Estados Unidos, a finales de mayo de este año luego de que su dueño falleciera. La familia del hombre no iba a poder darle los cuidados adecuados que necesitaba y por eso la llevaron al refugio.

Sin duda en ese momento había dos aspectos muy llamativos sobre Jackie en su cuerpo, uno es que ya casi no poseía plumas y la otra, más aterradora aún, es el hueco que tiene en el medio de su pecho y que ocupa un cuarto del mismo.

Como explicó la familia cuando la entregaron, Jackie tiene un tic nervioso y, en algún momento, comenzó a arrancarse las plumas y lastimarse. Lo más preocupante es que ha estado así por años.

Jackie se ha lastimado el cuerpo por más de 18 años.

Pajaro-ansioso 8

Así luce su pecho con la piel lastimada por su propio pico a pesar de tener el collar.Pajaro-ansioso 2

Para quitarle a Jackie esa fea costumbre de lastimarse le colocaron un collar de plástico alrededor de su cuello, pero a pesar de usar este collar durante 7 años, Jackie continuó lastimándose.

Nada ha impedido que la pobre cacatúa se lastime el cuerpo y arranque las plumas.

Pajaro-ansioso 1

Los loros se picotean el cuerpo por distintas razones. Aunque nos parezca increíble, es una práctica demasiado común en estas aves, pero asociadas a varias razones, especialmente a su estado de cautiverio, estrés o aburrimiento o frustración sexual.

Roo Nitz, una de los miembros del refugio, es quien se ocupa de cuidar hoy a Jackie, y aclaró que aún no está segura por qué Jackie se ha lastimado de esta forma. “Creo que tiene que ver con algo relacionado a sus hormonas porque comenzó a picarse cuando estaba llegando a la pubertad, hace 18 años”.

Jackie es, sin embargo, muy dulce y tranquila con la gente.

Pajaro-ansioso 3

En el refugio hace poco le cambiaron un poco el collar de plástico, colocándole una guarda de color rosa y decidieron que iban a someterla a una cirugía para remover el tejido muerto de su pecho y colocarle un injerto para que mejorara la piel y volviera a tener plumas.

“Antes de la cirugía tenemos que asegurarnos que no llegue a la herida y que tenga mucho para hacer mientras se esté curando” contó Roo y, por ahora, está tomando antibióticos y medicamentos para el dolor.

Aquí luce su nuevo modelo de collar, el que le realizaron en el refugio.

Pajaro-ansioso 6

El trabajo que realizan busca mejorar la vida de la cacatúa para que no continúe lastimándose.

Pajaro-ansioso 5 Las causas por las cuales estuvo lastimándose son muchas y muy variadas, desde aburrimiento hasta problemas hormonales.
Pajaro-ansioso 4

En este video puedes ver cómo ella toma su medicación sin problemas.

Además esperan que Jackie esté en un mejor estado emocional y aunque le tiene miedo a muchos juguetes, están tratando que deje esos miedos de lado y comience a familiarizarse con ellos.

Lo que sí es cierto que la están mañoseando con su comida favorita: las bananas. Jackie haría cualquier cosa por ellas, lo que ayuda para su entrenamiento, ya que el objetivo es encontrarle al pájaro un nuevo hogar.

La cacatúa no puede resistirse a las bananas.

Pajaro-ansioso 7

Exotic Bird Rescue of Oregon – Facebook

Si quieres ayudar en la recuperación de Jackie puedes ingresar a este link para hacer una donación.

Comparte esta historia para que más personas conozcan sobre Jackie y los problemas que estas aves pueden tener.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!