Este cachorrito que solamente puede ver y escuchar con su corazón, nos da una gran lección

El protagonista de esta conmovedora historia se llama Bruno y es un cachorrito que cuando apenas tenía tres meses de edad, llegó al Refugio de Oregon Humane Society (OHS) con discapacidad auditiva y visual.

Eran condiciones muy difíciles, cuidarlo requería cuidados bien especiales para que siendo ciego y sin poder escuchar nada pudiera desarrollarse con normalidad. Ellos le ofrecieron todo su amor y confiaron en que conseguiría una familia que pudiera ofrecerle el calor de un hogar.

cachorro-sordo-ciego1

Finalmente, Bruno fue adoptado por una familia en el condado de Josephine pero después de un mes fue devuelto al refugio porque hasta para alguien muy paciente resultaba frustrante enseñarle a tener una vida normal con su discapacidad y estas personas se rindieron.

Pero en el refugio confiaban en que llegaría una segunda oportunidad para Bruno, y así fue pero de nuevo regresó. Aunque la esperanza no estaba perdida, y transcurridos ocho días después otra familia decidió llevarlo a casa. Y pudieron adaptarse perfectamente a él, y viceversa, con mucho tiempo, paciencia y amor lograron que este cachorrito aprendiera la ubicación de su alimento y de su agua hasta que podía comer e hidratarse por sí mismo.

cachorro-sordo-ciego2

Bruno se sentía completamente amado y a gusto en su nuevo hogar, todos merecemos una segunda oportunidad y hasta una tercera. La historia de esta adopción nos deja una gran lección. Siempre podemos dar un poco más, aunque el esfuerzo sea grande valdrá la pena cualquier buen gesto que tengamos hacia un animalito discapacitado.

cachorro-sordo-ciego3

Oregon humane

¡Compártelo con tus amigos, conocer a Bruno es una lección de amor!

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!