Cancelan una tradicional carrera de ovejas en Escocia gracias a una petición

Hay un evento anual que se realiza en una ciudad al sur de Escocia y se trata nada más y nada menos que una carrera de ovejas, sí, como lo estás leyendo y parece que es una tradición en la localidad.

Este año el tan esperado evento por muchos de los residentes fue cancelado a solo dos días de la convocatoria anual, pero ocurrió por una buena razón; hace varias semanas un grupo de ambientalistas reunieron más de 80 mil firmas en una petición que solicita la correcta licencia del uso de animales para presentaciones en contra de Moffat Sheep Races, la organizadora del evento de carrera de ovinos.

En la petición se solicita que las licencias necesarias para la realización de este evento estén en orden, pero Moffat Sheep Races tenía varios problemas con las licencias y en 48 horas no podría solventar el asunto; por esa razón los organizadores tomaron la decisión de cancelar la carrera.

La empresa productora del evento se refirió a que el Consejo Unitario de las ciudades de Dumfries y Galloway había exigido que los animales tuvieran su licencia de acuerdo con la Ley de Animales de Ejecución de 1925.

Aunque la autoridad local no impedía que el evento se llevara a cabo, en el caso de que la carrera se diera sin las licencias, Moffat Sheep Races debería pagar una multa superior a las 2500 libras esterlinas (3374 dólares estadounidenses).

Mientras el grupo del evento se mostraba decepcionado por la falta de apoyo del Consejo de la Ciudad, estos respondieron que “no fue una decisión del consejo, es la ley”.

Del otro lado de la petición se encuentran los activistas, aseguran que no es una petición en contra de la empresa Moffat Sheep Races, sino que esperan que este tipo de eventos sean descontinuados por motivos de crueldad animal.

Los grupos de protección animal demuestran que el estrés y el miedo al que son sometidas las ovejas en las carreras son muy peligrosos para el comportamiento del animal.

Además el entorno del evento puede ser nocivo para la salud de las ovejas por las alteraciones, el sentimiento de angustia y la persecución de las personas, sumado al bullicio de los espectadores y ruidos producidos por el flash de las cámaras o de la radio, todo esto que se encuentra muy alejado a la cotidianidad de los ovinos.

BBC / Sunday Post

Por ahora, Moffat Sheep Races sigue quejándose sobre la posición del Consejo de la Ciudad y asegura que, en los últimos años, el día de la carrera de ovejas era un día de diversión familiar y llamaba la atención de los turistas.

Los grupos de activistas no buscan darle publicidad negativa a ningún evento o comercio,  sólo quieren que el bienestar de los participantes (las ovejas) esté por delante de la diversión y de la inversión monetaria.

¡Comparte esta noticia con tus amigos!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!