Este pequeño castor hace un espectacular descubrimiento y su reacción es increíble

La mejor parte de los niños es verlos crecer, formar parte de cada momento de su vida, ver esos pequeños descubrimientos que hacen día a día, cuando descubren sus pequeñas manos o pies. Con el tiempo exploran las cosas a su alrededor y sus habilidades se desarrollan con una velocidad increíble.

Pero ellos no son los únicos que pasan por esta curva de aprendizaje, los animales bebés también tienen que aprender acerca de su cuerpo y sus alrededores. Así como nosotros nos sorprendemos un día porque tenemos un lunar de más o por cómo nuestro cuerpo va cambiando, también pasa con los animales que descubren nuevas cosas en ellos mismos.

Este es un castor huérfano, ¡que acaba de descubrir que tiene una cola! Al parecer, hasta el momento este pequeñín había estado muy ocupado desarrollando todas sus habilidades y conociendo el mundo a su alrededor que había incluso olvidado explorarse a sí mismo.

La reacción de este bebé es adorable, todo en este mundo, incluyéndose a él, es un nuevo descubrimiento, cada cosa es una sorpresa y eso mismo fue lo que él sintió mientras se daba un refrescante baño en su piscina y entonces se dio cuenta de que debajo de él y pegado a su cuerpo había una gran cola.

La expresión en su cara parece transmitir “ah, mira, eso estaba allí”. Es tan normal para él descubrir cosas nuevas que en un primer momento no presta demasiada atención y sigue con su baño, pero unos momentos después el pequeño regresa para explorar su cuerpo y se da cuenta de que también tiene dos patitas ¡y casi se cae del asombro!

Este pequeño castor fue rescatado del Campo de Golf en Calgary y está siendo cuidado en el Instituto de Conservación de la Fauna Salvaje “Alberta”. La intención es dejarlo crecer un poco más para luego ser liberado. Hasta que ese momento llegue, disfrutemos observarlo descubrir sus patitas y su cola.

Los castores son roedores que se caracterizan por su amplia cola. Son muy conocidos por su extraordinaria habilidad de construir diques en ríos y arroyos, formando estanques de agua donde hacen su hogar. De acuerdo con National Geographic, los castores pueden vivir más de 24 años en vida salvaje.

Relayhero

Esperemos que este pequeñín siga descubriendo muchas cosas para que se convierta en un fuerte animal más adelante cuando sea liberado y que así pueda estar preparado para vivir solo en la naturaleza.

Si te ha gustado la tierna reacción de este animalito compártela con tus amigos en las redes.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!