¡Qué triste! Un año más en el que la masacre de delfines tiñe de sangre el mar en Japón

En Taijí, Japón, se celebra cada año un evento que consiste en la masacre de centenares de delfines y ballenas llamado “La Caza de Taiji” en la que durante seis meses matan y capturan un promedio de 1.873 animales acuáticos. En este hermoso lugar se tiñe el agua de rojo por la sangre de todos los seres vivos que mueren a manos de tanta crueldad.

matanza-delfines-japon2

Esto es visto como una atrocidad por miles de personas defensoras de la vida y los animales en todo el mundo, desde el año 2010 la organización conservacionista Sea Shepherd ha enviado a Guardianes que logran documentar la caza con el objetivo de presionar a las instituciones públicas de Japón a que prohíban esta práctica.

matanza-delfines-japon4

matanza-delfines-japon3

En esta edición Sea Shepherd enfocará su campaña en el papel de los parques de atracciones como SeaWorld en la caza, ellos afirman que esos lugares tienen a cetáceos en cautiverio así que pueden considerarse cómplices de eventos como este.

matanza-delfines-japon1

Ellos hacen una barrera con las embarcaciones y  mucho ruido que afecta la alta sensibilidad auditiva de estas especies y logran desorientarlos por completo, así seleccionan a aquellos que no tengan cicatrices y consideren apropiados para capturarlos, a los que no califican según su apreciación simplemente los asesinan de forma despiadada con un puñal de metal clavado sobre su espalda para cortar su columna vertebral.

matanza-delfines-japon6

Antes de comenzar la temporada del 2015 muchos activistas no pudieron llegar a Taiji para registrar la actividad y hacer las denuncias pertinentes, Ric O’Barry es el fundador de Proyecto Delfín y desde el año 2002 ha viajado a condenar esta caza pero lamentablemente fue detenido por las autoridades policiales de Shingu, mientras que a otros dos activistas se les negó la entrada a Japón y serán deportados.

matanza-delfines-japon7

The Dodo

A pesar de las dificultades, no todo el esfuerzo ha sido en vano porque a principios de este año la Asociación Japonesa de Zoos y Acuarios (JAZA) anunció que ellos dejarían de comprar delfines capturados en Taiji. Las personas que se dedican a comercializarlos obtienen aproximadamente $100.000 por cada animal, y los que son asesinados también son vendidos. La vida no tiene precio, esta actividad debería terminarse y todos los parques acuáticos y afines deberían sumarse y dejar de tener cautivos a tantos delfines, ballenas, orcas que merecen disfrutar de su vida en la libertad del mar.

¡Es una triste realidad pero hay que compartirla junto con el mensaje de que debemos seguir luchando contra masacres como esta!

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!