Chanchita, la perrita bulldog de ojos diferentes, sorprende con su parto natural

No todas las personas somos iguales, y tampoco los animalitos lo son. Cada uno tiene su propio encanto, y más, cuando por razones que solo la naturaleza lo entiende, nacen peludos con ojos de diferente color. ¿Alguna vez has visto un perrito con un ojo azul y otro café, por ejemplo?

La realidad es que no hay de qué preocuparse con esto, no es una enfermedad ni un padecimiento que les produzca alguna molestia, es un síndrome que se llama heterocromía.

Su vista no se ve afectada en lo absoluto, solo que sus ojitos tienen color diferente, y son un encanto. Algunas veces puede ser un problema hereditario y casi siempre está relacionado con una crisis de melanina, es decir una falta de pigmentación y el único cuidado que deberías tener si tu mascota tiene esta característica diferente, es que se exponga a los rayos solares sin moderación.

 

El relato que te traemos hoy te enternecerá por completo. Se trata de Chanchita, la perrita bulldog de uno de nuestros seguidores, que ha querido compartir su historia con nosotros.

Esta perrita precisamente tiene la característica especial de la heterocromía y por eso y por su historia, es una perrita muy especial. Chanchita nació el 2 de Agosto de 2013 y cuenta su dueño, Diego Oña, que llegó a sus manos a la edad de 2 meses, cuando era tan solo una bebé. Su familia cree firmemente en que la adopción siempre es el mejor camino, por lo que no pagaron nada por ella.

A cambio de recibirla en casa, entregaron varios paquetes de comida que serían donados a organizaciones que cuidan a perritos abandonados o que han sido rescatados y se encuentran en especiales condiciones de ayuda. La única condición por la que recibían a Chanchita era que nunca harían de ella un negocio.

Desde un inicio se enamoraron de ella, porque era una bebé, pero también por su peculiar condición de tener de color café su ojo derecho y de color azul, el izquierdo. A esta característica se le suma la disparidad de sus bigotes: los derechos son negros y los izquierdos son blancos. Un auténtico encanto.

Chanchita, como muchos perritos de su raza, es una perrita muy dulce y juguetona, pero sobretodo le encanta dormir y salir a pasear. Y resulta que, como todos en la vida, la perrita creció y le llegó la hora de ser madre. La habían llevado al veterinario y muchos habían vaticinado que Chanchita tendría a sus cachorros por cesárea.

Sin embargo, llegada la hora del parto, Chanchita quiso darles una sorpresa y se adelantó a la cesárea que ya estaba programada, dando a luz de forma natural una preciosíma camada de 8 bebés: 5 machos y 3 hembras.  

Son una auténtica belleza, es imposible decidir con quién quedarse

Ellos son, de izquierda a derecha: Rubia, Bodoque, Arya, Tigre, Chiquito, Ozzy, Séptimo y Plomita

Diego con Rubia

Respetando lo acordado cuando les entregaron a Chanchita, su familia pensó que ningún cachorro sería vendido.

Todos los cachorritos serían entregados en adopción a hogares responsables de amigos y familiares con la única condición de que tampoco hagan negocio con los perritos.

Aquí puedes ver de cerca algunos de los adorables bebés

Diego Oña

Y así, esta perrita, con encantadores ojos diferentes, rompió el mito de que las perritas bulldog deben parir a sus cachorros con cesárea, dando a luz de forma natural a 8 preciosos bebés. Como es lógico, los dueños de los perritos no se podían quedar con todos, así que efectivamente cada uno tiene un hogar donde recibirá mucho amor. Todos, excepto uno. La madre se quedó con un hijo, a quien le dará todo el amor que se merece.

Comparte esta tierna historia con todos tus amigos y conocidos!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!