Los veterinarios decían que no volvería a caminar – Los planes de esta gatita eran otros

A la hora de tener una mascota hay que saber de antemano todos los cuidados y atenciones que necesitan, cuando adoptamos a una mascota muchas veces traen heridas de su pasado y por muy jóvenes que estas sean es imposible evitar que antes sufrieran.

Cuando Hannah Shaw llegó al refugio para mascotas, vio la mirada tierna de una gatita y fue amor a primera vista, Hannah no podía decirle no a esa encantadora minina por lo que decidió adoptarla y llevarla a casa con ella.

Pero cuidar a esta pequeña no sería tarea fácil, pues la pequeña contaba con una discapacidad que le impedía poder caminar de manera normal; Hannah comentó que, al ver a la gatita en ese estado, tan hermosa y tan frágil a la vez, ella supo que no podía dejarla ahí, que tenía que cuidar a esa pequeña.

Hannah terminó llevándose tres gatitos a casa ese día, Chloe tenía una parálisis de la pierna trasera por sospecha de abuso de sus dueños anteriores, Hannah se encargaría de cuidar a estos tres pequeños; además de asegurarse que ninguno de ellos, especialmente Chloe, volviera a sufrir.

No pasó mucho tiempo para que la pequeña Chloe saliera de su cascarón y brillara, a ella le encanta cuando su madre adoptiva habla con ella en una voz suave y dulce, así que muy pronto se sintió feliz y en casa.

La pequeña gatita, a pesar de sus condiciones físicas especiales, encontraba la manera de divertirse en compañía de Hannah y de sus nuevos hermanos. “Le encanta que le tengan la parte trasera sostenida para que ella pueda caminar y explorar usando sus piernas delanteras”, añadió Hannah.

Luego de una visita al veterinario, Hannah recibió la noticia de que Chloe no volvería a recuperar la movilidad de sus patas traseras; sin embargo, esta dulce niña nunca deja de sorprender a sus seres humanos con lo mucho que le encanta la vida y se niega a dejar que cualquier cosa la ralentice.

El médico indico que Chloe tenía la espalda rota. “Ella no puede usar sus piernas en absoluto y solo puede arrastrarlas detrás de ella, pero tiene un profundo reflejo de dolor lo que significa que tiene sentimientos”, explicó Hannah.

Hannah está en una misión para ayudar a Chloe a rehabilitar y recuperar cualquier función para ayudarla a prosperar. “Chloe está feliz y sin dolor en absoluto, pero no puede sentir o utilizar la parte posterior de su cuerpo, incluyendo sus piernas, la cola y la vejiga”.

Los veterinarios sentían que su caso era “extremo”, su pronóstico no era bueno y decían que es poco probable que se recupere, pero a pesar de todas las probabilidades contra ella, todo esto sólo hace que Hannah esté más decidida a ayudar a Chloe a mejorar.

No voy a rendirme, voy a tratarla con terapias alternativas, voy a trabajar en la creación de una configuración que apoye su movilidad y me centraré en los aspectos positivos: Ella es feliz, ella está viva, es amada”.

Hannah ha consultado a muchos médicos para encontrar las mejores opciones para ayudar a Chloe a recuperarse. “Ahora está recibiendo terapia láser en frío, terapia con láser de luz roja, AINE, PT, Prazosin (para ayudar a que su vejiga se relaje)”, añadió.

Chloe fue llevada con un neurólogo que sugirió muchas terapias para ella que podrían funcionar, como practicar con una pelota parecida a las de yoga, además de que le practicaran acupuntura.

Love Meow / Twenty Two Words

¡Y vaya que esto funcionó! La dulce gatita se quedó dormida durante la acupuntura y la electro-acupuntura. “Ella comenzó a patear las piernas, mover su cola, e incluso a levantarse. Esto es increíble. Esta es sólo una victoria muy pequeña en un largo camino, pero ahora estamos mirando hacia adelante con más optimismo que nunca”.

Pero lo que pasó después de la primera sesión en el Bucle de Asís los dejó a todos asombrados. “Ella realmente empezó a recuperar el uso parcial de su vejiga que los médicos dijeron que probablemente nunca sucedería durante toda su vida”.

“Ella ahora está orinando cuando se la estimula, eso es honestamente tan impactante y emocionante. No puedo creerlo”. Con amor y determinación, la pequeña Chloe ahora le está ganando a las probabilidades.

Esperemos que cada día Chloe pueda seguir avanzando en todos los aspectos. Afortunadamente, ya tiene lo más importante de todo: una familia amorosa.

La parálisis no pudo contra esta luchadora gatita, ¡comparte esta hermosa historia!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!