Cómo evitar que tus mascotas sufran golpes de calor durante el agobiante verano ¡Toma nota!

Hace pocos días la Guardia Civil de España rescató de dentro de un auto en Aspe, Alicante, a una perrita pitbull que estuvo sufriendo durante horas las altas temperaturas y la falta de ventilación. La dueña de la perrita aún no ha sido encontrada y si bien su falta de consideración y maltrato hacia la perra ha sido extrema, quienes cuidamos a nuestras mascotas tenemos que tener en cuenta que las altas temperaturas les afectan y debemos tomar algunas medidas.

Este es el video de cuando rescatan a la perrita de adentro del auto en donde estuvo encerrada durante horas.

También te contamos aquí sobre el pobre perro que se lanzó desde el balcón porque no podía soportar el calor extremo. Teniendo en cuenta las recomendaciones de la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA), elaboramos algunos consejos para cuidar a nuestros amigos.

El calor afecta mucho más a nuestras mascotas que a nosotros.

Mascotas-golpe-de-calor 1

Getty Images

No tienen glándulas sudoríparas, por lo tanto regulan diferente el calor del cuerpo.
Mascotas-golpe-de-calor 9

Mwezibou – Flickr

En esta época es cuando más tenemos que estar atentos a sus necesidades.Mascotas-golpe-de-calor 8

Breelynne – Flickr

Aunque no lo parece, los perros y los gatos son los que más sufren el calor. Más que los humanos. Al no tener glándulas sudoríparas que les ayuden a regular la temperatura corporal, tienen que regular su temperatura de otra forma: a través del sudor por las almohadillas de las patas y zonas de poco pelo (vientre sobre todo) y con el jadeo. Los gatos también lo hacen limpiándose el pelo y manteniéndolo liso.

Para un perro la temperatura natural es de unos 39 ºC y un grado más para los que no tienen pelo.

Mascotas-golpe-de-calor 7

Eric Sonstroem – Flickr

Es necesario que siempre tengan agua fresca a su alcance.Mascotas-golpe-de-calor 6

Christine und David Schmitt – Flickr

Tanto para perros como para gatos, los que más sufren el golpe de calor son los cachorros y los viejitos, además de los que tienen el pelaje oscuro porque absorben más calor.

No debes dejar nunca a tu perro en el auto por tiempos prolongados, menos si no tiene un techo o una apertura que mantenga la temperatura fresca dentro del vehículo.

Mascotas-golpe-de-calor 2

Getty Images

A veces sufren el calor dentro de los hogares, por lo que siempre debes fijarte de que tenga un lugar fresco donde descansar.
Mascotas-golpe-de-calor 4

Wade Brooks – Flickr

¿Pero cómo saber si tu mascota está teniendo un golpe de calor? La mayoría de los síntomas son percibidos a simple vista: no tiene ganas de moverse, su boca y hocico están secos, las mucosas de las encías y de los ojos se ven azules o rojas, sufre temblores musculares o sus movimientos son lentos pero respira agitadamente o con dificultad, e incluso tiene vómitos.

Si es muy avanzado el estado, puede que presente manchas de sangre en la piel, sufra una insuficiencia hepática o renal, una hemorragia gastrointestinal o un edema cerebral.

Si tu mascota sufre estos últimos síntomas, no dudes en llevarlo al veterinario con urgencia mientras intentas bajar su temperatura corporal.

Primero colócala en un lugar fresco y aplica frío en ciertas zonas como cuello, cabeza, nariz, axilas e ingles. Esto hará que recupere un poco el ritmo de su respiración al enfriar la sangre que el cuerpo envía al cerebro.

Además mójala delicadamente con agua fresca (no helada) y no le obligues a beber pero procura humedecerle la boca. Cuando haya normalizado la respiración, podrás retirarla del agua y controlar que no beba mucha agua rápidamente.

Los animales siempre buscan la forma de refrescarse y mantenerse hidratados.

Mascotas-golpe-de-calor 3

Getty Images

Un buen chapuzón de vez en cuando nunca le hizo mal a nadie 😜

Mascotas-golpe-de-calor 5

smcgee- Flickr

Lo que debes evitar y NO hacer en estos casos es envolverlo con algún tipo de manta o toalla porque evitas que el calor abandone su cuerpo. Tampoco debes utilizar agua muy helada porque puede dañar sus funciones cerebrales.

¿Cómo evitar que llegue a esta situación tan alarmante? La FAADA aconseja:

  • Darle de beber regularmente
  • Renovar el agua a menudo y no colocar mucha a su alcance
  • Dejarlo en lugares donde haya ventilación constante y tenga resguardo del sol
  • Sacar a pasear al perro en momentos de menos calor y que no haga mucho ejercicio
  • En los paseos procura siempre tener una sombra cerca en donde pueda refrescarse.
  • Alimentarlo de noche para facilitarle la digestión

Además la FAADA recuerda que en verano nuestras mascotas pueden comer menos, es lo normal, ya que el calor les quita el apetito y comer mucho los hace sentir muy pesados.

Comparte estos consejos y datos para ayudar a otros a prevenir un golpe de calor.

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!