Basil, el conejo que jamás imaginó que sería tan feliz en su nuevo hogar…¡Conoce su historia!

El amor, el cuidado y el cariño tiene efectos maravillosos no sólo en quien lo recibe y sino también en quien los da. Es muy gratificante ver como muchas veces quedan sorprendidos quienes reciben un gesto de amor y que por instantes se paralizan ante la incredulidad de lo que están percibiendo.

Esto le pasó a este encantador conejito, llamado Basil, y su madre adoptiva. Basil fue entregado en el albergue  Washington Humane Society / Washington Animal Rescue League  porque nadie en el hogar que tenía para ese momento se ocupaba de él, según comenta  Alix John Tolley, portavoz de la institución.

rescate-del-conejito-ama-a-sus-vacaciones-de-la-playa-5

Amalia Pérez, quien es la madre de Basil, comenta que aunque había vivido la experiencia de tener una mascota pequeña, como Chester, un encantador Guinea Pig y estaba muy complacida de haber convivido con él, quien lamentablemente murió el año pasado por cálculos en los riñones, no había tenido nunca un conejo.

Después de la muerte de Chester, ella se planteó adoptar una mascota de tamaño pequeño. Fue cuando se decidió a visitar al refugio mas cercano, para conocer a los posibles candidatos para la adopción. En esa visita conoce a Basil y lo lleva a casa en abril.

rescate-del-conejito-ama-a-sus-vacaciones-de-la-playa-7

Cuando esté lindo conejo llegó su nueva casa, el miedo que sentía podía percibirse, quedó como paralizado, no estaba acostumbrado a recibir atenciones y demostraciones de amor.

Para motivar a su mascota y generar mas confianza entre ambos,  Amalia pensó en ponerle un pequeño collar. Amalia visitó la tienda para comprar el collar. ¡Qué sorpresa! La tienda le cedió lo que estaba llevando para Basil.

rescate-del-conejito-ama-a-sus-vacaciones-de-la-playa-6

Amalia comenta que la primera vez que le colocó la collar, lo llevó afuera para saber cual sería su reacción. Era evidente que estaba percibiendo todos los ruidos a su alrededor, el movimiento constante de su orejas así lo confirmaban. El salto particular de los conejos no se hizo esperar por mas de 10 minutos y de pronto Basil estaba muy activo haciendo un recorrido en la calle.

rescate-del-conejito-ama-a-sus-vacaciones-de-la-playa-9

Amelia no ha dudado ni un instante en incorporar a Basil en cada actividad de la familia, para este verano fueron a una playa de Delaware por un par de semanas.

rescate-del-conejito-ama-a-sus-vacaciones-de-la-playa-10

¿Adivina quién fue el centro de atención? Pues sí, este genial conejito logró capturar la atención de quien pasaba por la orilla de la playa. ¡La gente detenía su paso para a verlo con una esplendida sonrisa en su rostro!

rescate-del-conejito-ama-a-sus-vacaciones-de-la-playa-4

Y es que Basil se las arregló no sólo para divertir a todos sino para encontrar el lugar perfecto para tomar sol a la orilla de la playa.

rescate-del-conejito-ama-a-sus-vacaciones-de-la-playa-3

No sabían de donde sacaba tanta energía, no se cansaba de ir de un lado a otro corriendo y cavando agujeros, hasta que por fin encontró el hoyo que consideró el más apropiado para tumbarse en él.

rescate-del-conejito-ama-a-sus-vacaciones-de-la-playa-1

Basil ahora ama el afecto y la atención, tanto es así que cuando Amelia toma el teléfono en medio de la sesión de mimos y suspende las caricias, Basil intenta cortar la llamada… ¡Es realmente increíble!

rescate-del-conejito-ama-a-sus-vacaciones-de-la-playa-2

Regularmente ellos dos pasean por las calles para hacer algo de ejercicio, Amelia deja que sea Basil quien elija la dirección y el ritmo de la caminata.

Amelia generalmente recibe una gran cantidad de preguntas sobre la relación con su mascota, ella espera que más personas se decidan y adopten un conejo. Les cuenta su experiencia y sus anécdotas y complace a quien le pide fotos con un gran orgullo de tener a este genial conejo como parte de su familia.

rescate-del-conejito-ama-a-sus-vacaciones-de-la-playa-8

The Dodo

Amelia comenta que ha estado rodeada de 10 niños preguntando y queriendo acariciar a Basil  y la actitud de él ha sido de total confianza, sin demostrar miedo. ¡Basil y Amelia han vivido días fantásticos, qué anécdotas tan encantadoras!

Basil está a la espera del próximo verano para un nuevo paseo a la playa y pasar tiempo con la familia en la orilla del mar, sin lugar a dudas hará nuevamente tantos agujeros necesite para encontrar el apropiado para tomar el sol y descansar.

Comparte esta genial historia, es muy alegre y divertido tener como mascota a un lindo conejo, sin olvidarnos que es un compromiso para toda la vida.

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!