Había viajado 35 kilómetros hasta que se dio cuenta de lo que llevaba atascado en su auto

Este curioso hecho le ocurrió a una joven canadiense mientras iba de camino al trabajo. Ella se llama Georgie Knox, vive en Airdrie, parte de la provincia de Alberta, al suroeste de Canadá y dice que su mañana transcurría como cualquier otro día, pero de repente sintió un crujido en la parte frontal de su coche.

Ella pensó que había atropellado a un animal, pero en la carretera no había rastro de ningún animal y tampoco hubo un llanto o grito que le hiciera pensar que fue algo vivo lo que generó ese sonido, así que continuó en el camino a su trabajo.

No fue hasta que recorrió 35 kilómetros más tarde que, al detenerse en un semáforo cerca de su trabajo, otra conductora le informó que había un coyote incrustado en la parte delantera de su auto, ¡Georgie no se lo podía creer! Knox se bajó del vehículo al escuchar el insólito comentario y descubrió que la lamentable noticia era cierta, dijo que al verlo pensó que estaba muerto, pero al acercarse notó que seguía con vida.

“Este pobre chico estaba mirándome y parpadeándome”, escribió la canadiense en su página de Facebook, se sentía muy mal por causarle ese daño. La joven dedicó una publicación en su perfil porque se sentía bastante avergonzada con el daño que le provocó al animal. La historia narrada por la conductora ya ha recorrido el mundo, ya fue compartida más de 200 mil veces, tiene más de 60 mil comentarios y más de 400 mil reacciones, muchos apoyando a Georgie para que no se sintiera terrible y la mayoría asombrados con el insólito caso y la fortaleza de ese coyote.

Medios locales también reportaron la historia de Knox y el coyote incrustado en su auto, la chica le dijo a la cadena canadiense CTV que se sintió muy mal al ver al pobre coyote incrustado en su parrilla.

“Me sentí horrible cuando me di cuenta de que lo llevé conmigo todo el camino de Airdrie. Pensé que él debía estar sufriendo y que iba a morir, así que estaba muy alterada”, cuenta.

Afortunadamente, el animal que recorrió desde Airdrie a Calgar solo tuvo lesiones leves.

Daily Mail / Facebook

Inmediatamente Knox notificó a los guardias forestales, específicamente al Departamento de Vida Silvestre y Pesca de Alberta, los cuales sacaron al coyote y lo llevaron con un biólogo que determinó que no tenía lesiones graves y podía ser puesto en libertad.

El vídeo de la liberación del coyote en el condado de Kananaskis también fue publicado por la chica. “¡Claramente la madre naturaleza tiene otros planes para este pequeño chico especial!”, posteó Knox.

¡Comparte esta curiosa noticia con tus amigos!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!