Una cría de elefante secuestrada se reúne de nuevo con su mamá tras años separadas

Me-Bai es un elefante al que separaron de su madre Mae-Yui para servir de atracción a los turistas que visitan Tailandia. Al capturarlo fue sometido a un ritual que consiste en atar sus patas y agredirle hasta que el animal responda de forma sumisa a los ataques. Tras el ritual, vendieron a Me-Bai para servir de transporte a los turistas.

980x (1)

Pero la jugada no salió tan bien como pensaban. Tras tres años de extenuante esclavitud, el elefante empezó a estar deprimido y esta depresión hizo que dejase de comer de forma regular y de ser el centro de atención.

Untitled-1

Elephantnewsonline

Empezó a estar tan consumido que dejó de servir de atracción para los caprichosos turistas. Fue así como consiguió hacerse con una jubilación anticipada.
980x (2)

Donaron el elefante al Elephant Nature Park, un lugar en el que se dedican a rehabilitar a elefantes enfermos y donde visitantes y voluntarios pueden ayudar y conocer más sobre los enormes paquidermos.

980x (3)

980x

Fue ahí donde madre e hijo se reencontraron, conmoviendo a todo el personal del recinto. Los captores de la madre decidieron liberarla también de su cautiverio.

980x (5)

TheDodo

El santuario para elefantes espera poder devolver algún día a madre e hijo a un estado salvaje.

¡Comparte esta maravillosa noticia para que otros puedan disfrutarla también!

¿Te gustó?

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!