Después de vivir experiencias dolorosas ellos se encontraron para apoyarse y salir adelante

Un perro abandonado que deambulaba por las solitarias calles de Puerto Rico, una isla en la que hay casi 300.000 perros sin hogar en la lucha por vivir en el caribe a altas temperaturas o tormentas tropicales. Además de la cantidad de mosquitos y bichos que hay. El problema es tan notorio en ese país, que la isla tiene un lugar llamado Dead Dog Beach (playa de perros muertos).

Para muchos, el descanso se consigue de esa forma… Y a este chico estaba a punto de ocurrirle. Su cola estaba rota, posiblemente le pasó en una pelea con otro perro de la calle. Tenía una cicatriz en el hocico, otra en su oreja y además le faltaba un dedo en la pata.

Si una herida infectada no acabó con su vida, su corazón infectado con gusanos era una máquina de tiempo. Padecía de Erliquiosis canina y eso estaba afectando la células de su sangre. 

perro-joven-comparten1

Para Cristopher Dale la situación tampoco era fácil. Después de luchar durante años con la ansiedad y la depresión, caía poco a poco en el alcoholismo. Se encontraba desempleado, divorciado, expulsado del reuniones de AA (Alcohólicos Anónimos)… Todo iba en picada. 

Hace cinco años estuvo preso por chocar a alguien en el tráfico y seguir adelante sin detenerse. Pero eso fue lo que le hizo tocar fondo y darse cuenta de que su vida necesitaba un cambio. Estando tras las rejas pudo desintoxicarse y entender que no estaba en un buen camino.

Afortunadamente superó lo malo y ahora está felizmente casado y esperando un bebé. 

perro-joven-comparten2

Para el perrito también mejoraron las cosas. Una organización llamada The Sato Project lo rescató de la playa de perros muertos, así como lo ha hecho con varios caninos, y se lo llevaron a sus instalaciones para darle los cuidados necesarios. Tuvo un lugar seguro en donde dormir y tratamiento veterinario. 

Después se fue con una familia adoptiva a NYC y finalmente a su hogar para siempre: la casa de Christopher. El perro ya tiene nombre, se llama Vector. Aquí tenemos a dos amigos post-trauma, que pueden ayudarse a curar cicatrices mutuamente porque se entienden. 

perro-joven-comparten5

Por supuesto serían capaces de quererse y compartir sin necesidad de tener eso en común, pero el vínculo más fuerte que existe entre ellos está fundamentado en el pasado trágico que comparten. Ambos enfrentaron el borde del abismo y salieron de allí para encontrarse, saben lo que significa prácticamente “volver a nacer”. 

perro-joven-comparten6

No estamos muertos, y no estamos encerrados. Estamos aquí en mi espacioso jardín jugando a la pelota bajo el sol.”, dijo Cristopher. “Me pregunto si Vector recuerda su historia, pero no estoy seguro de si quisiera que asó sea. Sin duda tiene la gratitud de un sobreviviente”. 

perro-joven-comparten4

Cristopher Dale

El mes pasado celebraron tres años juntos en familia, y este mes Cristopher celebra cinco años de sobriedad. Es muy hermoso saber que ambos irán juntos, entre una celebración y otra, recorriendo el lindo camino que les queda por delante. 

Comparte esta motivadora historia en tus redes sociales, tus amigos merecen conocerla.

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!