Detrás de las graves lesiones que le causó la sarna había un tierno gatito dispuesto a dar amor

Un pequeño gatito que tenía todo su cuerpo y pelaje cubierto de sarna llamó la atención de unos rescatistas, ellos se encontraban en un refugio buscando a un perro y no tenían planeado llevar a más nadie a casa. A penas vieron al felino, entendieron que no podían irse sin él, su nombre es Bebé Jorah y es un chico muy adorable.

Este pequeño tiene menos de cuatro semanas en el mundo y lo dejaron en el refugio con necesidad de atención médica urgente. La sarna cubría su cara y su cuerpo.

Los rescatistas del Justin Bartlett Animal Rescue, ubicado en Palm Beach (Florida, EEUU) estaban allí para buscar a un perro herido. Cuando vieron al gatito, fue amor inmediato. “Ambos fueron rescatados del refugio al mismo tiempo”, dijo uno de ellos.

Lo cierto es que debajo de las costras de la sarna hay un hermoso gatito color crema. Inmediatamente después de que retiraron al felino de ese lugar, notaron que le gustaba mucho comunicarse a pesar de pesar menos de una libra. El pequeño Jorah empezó a vivir en una casa de adopción e inició de inmediato un tratamiento para curarse. 

“El pequeño y acorazado Jorah empezó a cambiar, recibió tratamiento para su piel. Su mamá adoptiva le hizo un suéter con una media, a él no le gusta porque no puede rascarse, y además de eso tuvo que recibir antibióticos por un resfriado”, contó uno de sus salvadores.

A pesar de tantos tratamientos, el chico tenía un apetito voraz, está comiendo todo lo que antes no pudo comer, y está luchando por fortalecerse cada día más. Tomará un tiempo para sanar completamente, pero está progresando y poniendo mucho de su parte.

“Le pica mucho pero la media está haciendo su trabajo. Recibió otro baño y una nueva media-suéter. Las costras se le están cayendo y poco a poco se está sintiendo más cómodo” Con los cuidados que le da su mamá adoptiva, realmente Jorah se ve cada día mejor. Su piel ha vuelto a crecer y está cada vez más suave. Han pasado diez días desde que lo rescataron, ya su cara no tiene costras. 

Justin Bartlett Animal Rescue

Este pequeño ha ido sorprendiendo a los humanos que lo salvaron con lo adorable que es. Se va descubriendo cómo es su cara y su mirada, se ve muy expresivo y agradecido con aquellos que lo salvaron y lo cuidaron. Es reconfortante ver cómo hay personas que se dedican a salvar a animales indefensos y malheridos. Si quieres apoyar a la organización que salvó a Jorah, puedes hacerlo aquí.

Te invitamos a compartir esta adorable historia con todos tus amigos.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!