Una gatita callejera estaba a punto de morir con una terrible infección hasta que esto ocurrió

Las personas que se niegan a rendirse son las que hacen grandes cambios en el mundo, ellos marcan la diferencia y nos enseñan que con perseverancia y paciencia se puede lograr cualquier cosa. Y está bien si lo que haces no cambia el mundo entero, pero seguro significará el mundo para otra persona.

Así sucedió con la pequeña Edee, que gracias a una pareja de Sudáfrica pudo tener una vida feliz. La pareja tomó a esta gatita de la calle para darle una segunda oportunidad de vivir. Y debido a que nunca se rindieron con la gatita Edee, la pequeña salió de esa mala situación en la que se encontraba para ver al mundo de nuevo.

Esta pareja tomó a la gatita Edee de una calle cerca del centro comercial donde se encontraban haciendo compras; la pequeña parecía no estar viva, ya que apenas respiraba, pues tenía una terrible infección en sus ojos y su nariz. Cuando esta pareja notó la condición de Edee, no lo pensaron dos veces antes de llevarla a su hogar para salvarla.

La infección en los ojos y nariz de la gatita era tan grave que le impedía abrir sus ojitos y le dificultaba mucho respirar. Gracias a que el padre adoptivo de esta gatita tiene estudios en veterinaria, fue capaz de saber inmediatamente lo que Edee requería y corrió en busca de los suplementos que eran necesarios para salvar su vida. Y velozmente empezó el proceso de recuperación de la gatita.

Lo primero que hicieron fue limpiar su carita para que la pequeña pudiera respirar. Sus nuevos cuidadores se dieron cuenta que Edee no se rendiría y que sus ganas de vivir eran tan grandes que esto solo sería un horrible capítulo en su vida.

Luego de limpiar su nariz, continuaron con el siguiente paso: darle de comer. Como Edee no podía comer por sí sola, fue alimentada con leche en una jeringa. Ahora solo le quedaba descansar, los salvadores de la gatita envolvieron a la pequeña en una toalla y enseguida empezó a dormir.

“Una cama de hospital improvisada para la pequeña. Ya se estaba viendo mucho mejor”, dijo Kebarre, la hija de los resacatistas. Esta pareja estuvo con la pequeña gatita día y noche sin descanso.

“Hubo mucho descanso durante su recuperación. Mis padres describían esta experiencia como si tuvieran un bebé recién nacido al que tuvieron que cuidar en la casa… y no estaba lejos de la realidad”.

En solo un día luego de su recate, ella abrió sus ojos por primera vez. Poco a poco la pequeña Edee se hacía más fuerte, hasta que fue capaz de comer por sí sola, empezaba a jugar con sus juguetes y explorar sus alrededores.

Lamentablemente, los padres de Kebarre, no pudieron quedarse con Edee, por reglas de su lugar de residencia. “La persona que nos ayudó con sus medicamentos estaba dispuesto a adoptarla una vez que estuviera recuperada. Mi madre tuvo un momento muy difícil al entregarla. La pequeña ha sido muy dulce y toda una luchadora a través de esta experiencia”.

Lovemeow

Gracias a la segunda oportunidad que le dio esta pareja a Edee, la pequeña está a punto de empezar su nueva vida llena de salud y felicidad.

Si te ha gustado esta historia, compártela con tus amigos en las redes.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!