El alquitrán se había convertido en su tumba hasta que llegaron a rescatarla

Son muchos los perros sin hogar que van en busca de un refugio, de agua, de comida. Son capaces de recorrer muy largas distancias hasta que su cuerpo no puede más y se quedan tumbados en el primer lugar que encuentren, sin importar si es cómodo o no.

Sin embargo, en muchas de estas ocasiones, se meten en problemas, no porque los busquen intencionadamente, sino porque simplemente eligen el lugar menos adecuado. Este es el caso de esta perrita llamada Asha, eligió un mal lugar para descansar y casi se convierte en su propia tumba de no ser porque los rescatistas llegaron a tiempo.

Asha fue encontrada en un barril de alquitrán, estaba totalmente pegada a él y esto le imposibilitaba moverse siquiera un milímetro, lo único que podía hacer era parpadear y a través de su mirada se podía ver que estaba aterrorizada.

La asociación Animal Aid Unlimited ayudó a esta perrita a salir del tambor, primero rompieron con una cierra eléctrica la parte superior del barril para poder sacarla.

Pero el alquitrán estaba tan incrustado en la piel de Asha, que tuvieron que llevarla a la clínica veterinaria junto con el barril.

Los médicos piensan que ella se acercó por la noche a buscar un refugio sin saber que se trataba de alquitrán, sin embargo, su propio calor corporal fue derritiendo el alquitrán hasta que con la ayuda de las temperaturas altas del siguiente día, le fue imposible salir de ahí.

No se sabe exactamente cuántos días llevaba en esas condiciones, pero debió de haber sido mucho, pues en cuanto tuvo oportunidad de tomar agua, lo hizo como si de eso dependiera su vida, los rescatistas se dieron cuenta que en realidad la estaba pasando muy mal.

“Ella estaba firmemente atrapada entre el alquitrán del barril, después de quitar la parte superior con un cortador de metal, tuvimos que traer todo el barril en la ambulancia de vuelta al refugio de ayuda animal“, escribe la organización en su cuenta de Facebook.

“Por su voraz sed, nos dimos cuenta de que debía haber estado varios días atrapada, la cabeza pegada al barril con el calor del insoportable sol, mientras que el barril de metal se hacía cada vez más y más caliente.

“La llamamos Asha porque significa “esperanza” en hindi, porque a pesar de las pocas probabilidades que tenía para salvarse, nunca se dio por vencida. Y gracias al apoyo que todos nos brindan, tampoco nosotros nos rendiremos.”

Entre todos ayudaron a Asha a retirar todo el alquitrán de su piel, sufrió quemaduras graves y ahora está recuperando el pelaje de esas zonas.

Pero lo más importante es que está viva y bajo los cuidados de personas que se preocupan por ella de verdad.

Esta organización tiene como único propósito rescatar a los animales que se encuentran en terribles condiciones de salud, a lo largo de los años han ayudado ya a muchos animales y cada historia es más cruel a la anterior pero ellos no se dan por vencidos.

Animal Aid Unlimited

Si estás interesado en apoyar a esta organización entra aquí para hacer una donación  y para seguir de cerca los rescates que realizan a diario. Recuerda ayudar a los animales de tu comunidad, por muy poco que contribuyas, harás una enorme diferencia.

Comparte esta historia tan emotiva.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!