El emotivo momento compartido entre una foca bebé y su mamá que te robará el corazón

La llegada de un nuevo bebé llena de emociones a los padres: orgullo, placer, alegría, preocupación y miedo son algunos de los sentimientos que experimentan. Esto sucede tanto con humanos como con animales.

Y en las costas de Hawaii las cámaras del fotógrafo Nate Yuen captaron uno de estos momentos, quizás el más reconfortante de todos: la alegría de una madre y su bebé. Ua Malie, como se llama la hembra, que significa “lluvia pacífica”, dio a luz a su segundo hijo en la costa norte de Oahu.

Esta es una de las bellas imágenes de la bebé foca con su madre.

bebe-foca-besa-madre-hawaii-01

Las dos estaban disfrutando del sol en la costa norte de Oahu.

bebe-foca-besa-madre-hawaii-05

Las focas bebés se alimentan de leche materna, rica en grasas y proteínas.

bebe-foca-besa-madre-hawaii-06

Las focas crían a sus bebés sin la ayuda de los machos, por lo que las hembras tienen una relación muy poderosa con sus bebés, pero según Nate, Ua Maile tiene una relación más que especial con el pequeño “El lazo entre Ua Malie y su cachorro parece ser más fuerte y más afectiva de lo normal. El bebé no deja de besar a su madre. Y su madre intenta separarlo, pero el bebé sigue queriendo besarla” cuenta el fotógrafo.

Ua Malie pasa mucho tiempo alimentando al recién nacido, se tiende a su lado y el pequeño puede mantenerse junto a ella. “Los pequeños viven de la leche de su madre. La leche de las focas tiene una consistencia similar al yogurt y es muy rica en grasas. Está llena de nutrientes y le permite al cachorro a ganar peso rápidamente”.

En este video puedes ver al pequeño bebé besando a su madre:

Las madres focas no comen durante el tiempo que amamantan, ya que están capacitadas a subsistir de la grasa almacenada en sus cuerpos hasta que los bebés crecen. Durante los dos primeros meses pierden muchos kilos.

Cuando Nate fotografió y filmó a la foca y su bebé, estaba ubicado a más de 30 metros, que es la distancia recomendada por el Hawaiian Monk Seal Research Program (HMSRP). La organización considera importante que las focas no se acostumbren a los humanos y le piden a la gente que no entre en contacto con las focas.

Este es un video de la madre y el hijo jugando en la playa:

Espero que se mantengan tan salvajes y sin contacto humano lo más que sea posible, por lo que espero que no sepan que estoy aquí” cuenta. “Una vez me miraron directamente y las fotografié, estaba mirando a la pantalla de la cámara por lo que no hice contacto directo. La madre tenía una sonrisa en su cara, se veía feliz. El bebé tenía cara de sorprendido”.

Esta es la foto en la que ambos animales miraron directo a la cámara.

bebe-foca-besa-madre-hawaii-04

Pero no todas las focas de Hawaii viven tan tranquilas como esta madre y su pequeño, porque están en peligro de extinción. En 2012 NOAA estimó que había 1.153 focas en la isla, pero la escasez de alimento, los ataques de los tiburones y la pérdida de su hábitat natural han hecho que disminuya la población. Pero estos no son los mayores problemas a los que se enfrentan las focas, sino a las redes y anzuelos de pescas abandonados.

Tres de los hijos de Ua Malie han muerto. En 2015 Ola Loa, la hermana más joven de Ua Malie, falleció luego de las complicaciones de una cirugía que buscaba quitarle un enorme anzuelo de su garganta. En 2008 y 2006, Penelope y Hoku, respectivamente, se ahogaron después de quedar atrapados en una red de pesca”.

Por suerte Ua Malie y su bebé están fuera de peligro en estos momentos.

bebe-foca-besa-madre-hawaii-03

Sin embargo sus anteriores hermanos no tuvieron la misma suerte. Esta es Ola Loa, quien falleció culpa de un anzuelo de pesca.

bebe-foca-besa-madre-hawaii-07

Nate Yuen

Esta es la radiografía que muestra el anzuelo en la boca de Ola Loa.

bebe-foca-besa-madre-hawaii-02

NOA

Pero su nuevo bebé llena de esperanza a los lugareños “El lazo entre ellos es muy reconfortante y dulce. Me hace esperanzar que las focas hawaianas pueden dar vuelta la situación y escapar de la extinción” asegura Nate.

Gracias a una legislación aprobada por el presidente Barak Obama, se extendió la zona de protección del Papahānaumokuākea Marine National Monument, donde viven la mayor cantidad de focas.

Esperemos que sigamos viendo hermosas fotos de las focas y de sus bebés en situaciones como estas, queriéndose y cuidándose entre ellos, y sobre todo que las focas dejen de estar en la lista de animales en peligro de desaparecer.

¡Comparte las tiernas fotos y videos de esta madre y su bebé!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!