El perrito que nunca dejó de sonreír – Después de 950 días en un refugio ya tiene hogar

Reeva es una Pit Bull que tiene la mejor sonrisa del mundo. Cada vez que ve a alguna de sus personas favoritas, su adorable y arrugada cara se convierte en esta particular expresión, que le sacaría a cualquier persona el lado más dulce de su corazón. “Mira y se emociona tanto que empieza a sonreír”, dijo Nikki Wareham, quien es una de las veterinarias del Hilton Head Humane Association, en Carolina del Sur, EEUU.

“Amo su sonrisa”, dijo Sassa Enscoe, la administradora y coordinadora del mismo refugio. Allí Reeva tiene un club de fans porque es una perrita maravillosa y porque ha pasado mucho, pero mucho tiempo allí: 950 días para ser exactos. Cuando llegó, en el 2015, era muy joven. Los encargados del Hilton Head la sacaron del refugio local en el que se encontraba. Han contado que siempre ha sido una chica dulce, y que su salud era un desastre porque tiene poco pelo y problemas en la piel. Además, necesitaba cirugía en una de sus patas.

Una vez que se encargaron de resolver esos problemas, Reeva fue adoptada, pero después de 10 días la regresaron al refugio. No había hecho nada malo, pero en ese momento necesitaba una dieta especial y sus padres adoptivos se dieron cuenta de que no podrían cubrir esos gastos. Desde ese momento, se quedó allí durante todo este tiempo. Su vida ha sido buena, dentro de todo, ya que ha recibido tratamiento y entrenamiento especial. “Es muy consentida y querida”, dijo Nikki.

Es curioso el motivo por el cual Reeva ha tardado tanto tiempo en ser adoptada, ya que según lo que vemos, es una chica genial para formar parte de una familia. Es dulce, camina muy bien, le encanta que le den cariños y los regresa de igual forma con mucha efusividad. Además de todo, se lleva bien con otros perros e inclusive gatos. En este momento sólo requiere una pastilla al día y su alimentación ya no es tan complicada. Entonces ¿por qué nadie la adoptaba? 

Nikki y Sassa sospechan que Reeva se acostumbró demasiado a estar en el refugio, ya que cuando llegaban potenciales candidatos para adoptarla, no saltaba a recibirlos como los demás perros… Solo se acostaba en su cama a ver lo que los demás hacían. Nikki sospecha que la chica pensaría “ellos no están aquí por mí”. Y por supuesto, Reeva tiene una hermosa familia en el Hilton Head, pero todos desean que una familia la adopte para que viva esa maravillosa experiencia.

Facebook

Por eso se han esforzado en contar su historia y publicar videos en los que se nota su maravillosa personalidad… ¡Y finalmente lo han logrado! En su día número 950 dentro del refugio, a Reeva la adoptó una familia que se enamoró de ella después de haber visto los videos. Todos están muy felices por ella, pero más de uno celebra entre lágrimas ya que seguro la chica hará mucha falta…

¡Es una maravillosa noticia que la hayan adoptado, compártela con tus amigos! La moraleja es que nunca hay que darse por vencido cuando se trata de un perro, son animales maravillosos.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!