Madre elefante lucha por salvar a su bebé de una trampa pero los héroes llegaron a tiempo

¿Cuántas veces nos olvidamos del verdadero significado de la palabra amor solidaridad  y amor? Y justamente historias como esta nos demuestra realmente como se manifiestan de forma grandiosa.

Una manada de 23 elefantes en Kenia estaba protegiendo a un pequeño bebé ya que había sido herido en su tobillo por una trampa que colocó un cazador furtivo. Muchas personas de su comunidad se dieron cuenta del incidente e informaron a las autoridades para solicitar ayuda.

elefante-bebe-rescatado1

El grupo de rescate Olare Motogari Conservancy envió un equipo de rescatistas  para salvar a este pequeño elefante, se percataron de que sería una labor complicada y decidieron pedir apoyo a  David Sheldrick Wildlife Trust (DSWT),  con el envío de un veterinario a través del programa de colaboración con el Servicio de Vida Silvestre en Kenia (KWS).

elefante-bebe-rescatado5

Este programa coordina asistencia vía sky  de los veterinarios así como vuelos que permitan la presencia física de estos expertos veterinarios y así ayudar a la fauna africana que se puede encontrar en peligro.

Así fue como ese mismo día un veterinario emprendió vuelo para ayudarlos, debían tomar en cuenta que la madre actuaría de forma muy protectora con su cría.

El equipo de rescate se dirigió a la madre para mantenerla en calma, administraron anestesia al bebé, a veces si se lesionan por una trampa no pueden seguir el ritmo de la manada y se pierden en el desierto por lo que es muy importante que el equipo de rescate llegue cuanto antes a remover la trampa antes de que la manda continúe su camino.

elefante-bebe-rescatado4

Sin perder tiempo comenzó a atención médica del pequeño,  siendo interrumpidos por madre quien temiendo lo peor trató desesperadamente despertar a su cría  de la anestesia. El equipo de rescate  decidió  que debían también tranquilizar  a la madre, ya que era muy protectora  de su cría y así evitar un estado de angustia mayor.

Los rescatistas informaron que el pequeño no estaba en peligro de muerte, la premura de quitar la trampa era evitar que se perdiera en el desierto, ya que con la trampa en el tobillo no podría seguir el ritmo de la manada y por ende quedaría rezagado en el camino.

elefante-bebe-rescatado3

Finalmente lograron quitar el lazo de la pantorrilla con un cortador de alambre y esperaron a que el bebé y su madre se despertaran  y continuaran  su camino junto con la manada.

elefante-bebe-rescatado2

The dodo

El equipo de rescate DSWT, informó que las trampas Ak.47 y el veneno de cianuro han sido los elementos más utilizados por los cazadores furtivos de elefantes, son trampas que causan mucho dolor y una muerte terrible. No se explican por qué se pueden adquirir más fácilmente que las armas de fuego si también tienen un alto grado de peligrosidad.

Los equipos contra la caza furtiva en la zona han confiscado más de 135.000 trampas que han sido colocadas por estos inescrupulosos cazadores. Si quieres apoyar a labor que realiza el equipo de rescate David Sheldrick Wildlife  puedes hacer clic aquí.

Comparte esta linda historia, vamos a dar a conocer la gran labor de los defensores de nuestros animales, quienes trabajan con un amor y una solidaridad increíble.

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!