Ella es alérgica a los animales, pero su amor por ellos es mucho más fuerte ¡Qué admirable!

Caitlin Stewart, es una mujer apasionada defensora de los animales, por eso el daño que le ocasiona estar cerca de ellos, no ha podido detenerla, dejando de lado el propio sufrimiento, con actitud compasiva y de servicio para demostrar el gran amor que les tiene.

foto 3 rancho relaxo

Facebook

Desde que era niña le ha gustado disfrutar la compañía y la ternura que le inspiran los animales, recuerda que imaginaba poder convertirse en propietaria de una tienda de mascotas o veterinaria. Caitlin tenía 12 años cuando obtuvo su primer caballo, LuckyJoe.

foto 4 rancho relaxo

Facebook

Caitlin comenta que es muy alérgica a todos los animales, a excepción de los pollos. Ha tenido reacciones que la han llevado a estar hospitalizada, en su piel comienzan a aparecen manchas por todo el cuerpo, los labios y los ojos se hinchan, aumentando su fatiga por dificultarse la respiración.

Explica Caitlin: “Lo que hacen a mi espíritu supera lo que hacen a mi piel”

foto 6 rancho relaxo

Facebook

Su primer rescate fue una potranca llamada Halona, una lección dolorosa, al no tener espacio para tenerla, iba a ser sacrificada si no la ayudaba.

“Yo no podía darle la espalda a cualquier animal que fue maltratado o abusado”, dice ella.

foto 1 rancho relaxo

Facebook

Decidida a convertir este amor en una misión de vida, comenzó la búsqueda de una granja, que trajo consigo un segundo caballo rescatado, compañero de Halona.

foto 2 rancho relaxo

Facebook

Convirtiéndose en la fundadora de un refugio, en el año 2012, con el objetivo de ayudar a todos los animales que les sea posible y poder difundir un mensaje que detengan actos de crueldad y las voces de los animales sean escuchadas.

Hoy en día, Rancho Relaxo es una pequeña granja, en New Jersey, a cargo de Caitlin, su pareja Len Cimini, y su padre Gustavo Stewart, que viven en la propiedad. Desde entonces has salvado a cientos de animales.

foto 7 rancho relaxo

Facebook

Con planes de ampliar la granja, lo que implicara tener más animales y consciente que es el precio de la compasión que está feliz de pagar.

Viven felices, son animales afortunados y especiales, entre cabras, ovejas, burrito, pequeño caballo, pollos, pavos, cerditos y gatos, han podido conocer que pueden celebrar la alegría de vivir y expresarlo con libertad, en un ambiente donde se respira amor y diversión, con un gran trabajo y dedicación.

foto 8 rancho relaxo

Facebook

Puedes conocer más de Rancho Relaxo en su página de facebook  aquí. Ella es un ejemplo de que sí se puede, a pesar de su condición primero está su voluntad de ayudar.

Comparte su inspiradora historia con tus amigos, y el ejemplo de solidaridad de Caitlin.

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!