Ella tiene dos patas y él es ciego, pero nada les impidió convertirse en los mejores amigos

La mejor parte de la amistad es que deja de lado las diferencias para formar un fuerte lazo sobre cualquier cosa. Tus amigos estarán ahí para ti en cualquier momento y serán tu pie de apoyo cuando tienes una dificultad. El saber que, sin importar lo que suceda siempre tendrás a tus amigos, seguro es muy reconfortante.

Gracias a algunas diferencias, el destino ha unido a dos maravillosos compañeros por el resto de sus vidas. Un pequeño gatito que perdió sus ojitos, Mowgli, y un perro que perdió sus patas traseras, Scarlet. Cosas lamentables, pero que han reunido a estas almas para nunca estar solas de nuevo.

Por supuesto, esto no habría sido posible si no fuera por la gran ayuda que representan Alison Smith y su esposo Steve para los animales necesitados. Esta pareja ha dedicado su vida a la protección de animales; específicamente, a caballos miniatura, o ponis. Gracias a la fundación que han creado, con el nombre de Triple H Miniature Horse Rescue.

Aunque es importante agregar que la mano de ayuda de esta pareja no se extiende solo a los ponis; de hecho, también ayudan a gatos, perros, cabras y vacas.

Enlace patrocinado

Por esta razón cuando vieron la necesidad que tenían estos pequeños amigos, no dudaron en ayudarlos y actualmente son los padres adoptivos de estas mascotas.

La gatita Mowgli, fue encontrada con una infección en sus ojos que era tan grave, que no existía manera de salvar su vista.

Estaba caminando en una calle cuando la encontraron y fue llevada a un veterinario, quien luego del diagnóstico llamó inmediatamente a Alison y ella no dudó en tomar a la pequeña en su hogar.

Enlace patrocinado

Poco tiempo después, Alison recibió la llamada de ayuda de la perrita Scarlet, que fue abandonada en una calle para luego ser golpeada por un auto.

Lamentablemente, pasó mucho tiempo hasta que alguien notó a la pequeña en la calle. Por lo que durante varias noches en un frío intenso en medio del dolor hicieron que el daño en sus patitas traseras fuera tan extenso que tuvieron que amputarlas.

La conexión entre estos dos animales fue casi inmediata. “Cuando llegó Scarlet, Mowgli y ella fueron atraídos el uno al otro y han sido mejores amigos desde el primer día. Ellos comen, duermen y juegan juntos cada día, y hasta pasean juntos en un cochecito. Tienen un lazo único y nunca he antes he visto demostrar tanto amor como si fueran humanos”, comentó Alison.

Enlace patrocinado

people, nbc4i

Pero a ninguno le importa la discapacidad que tenga su amigo; al contrario, quizás eso los unió mucho más. Parece que estarán juntos hasta el fin sus días.

Recuerda compartir esta historia con tus amigos, así les demuestras que no hay barreras para una buena amistad.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!