Ellos no eran hermanos de sangre, pero decidieron convertirse en una hermosa familia

Es muy común ver en las calles a otras personas con un parecido increíble a nosotros, en el caso de los animales también vemos muchas similitudes en perros de la misma raza y mismo color, y gatos con manchas muy similares.

Este es el caso de un gato que, al ver el parecido de dos gatitos huérfanos, decidió adoptarlos como sus hermanos, aunque fueran hijos de otra madre, el parecido fue la pieza inicial para brindarles amor de familia y cuidado.

En noviembre de 2016 en Long Beach, California, Aurelie Vanderhoek, fundadora de Zoey’s Place Rescue se enteró de que había unos gatitos que necesitaban ayuda en una propiedad en el área de Anatheim en California.

“Un gatito seguía apareciendo y parecía estar lastimado, así que un equipo comenzó a hacer planes para capturarlo”, dijo Aurelie. Posteriormente, dos gatitos fueron capturados por los rescatistas, pero no pudieron encontrar a la madre.

Se veía que los gatos necesitaban ayuda, por lo que Zoey’s Place Rescue tomó a los gatos y los llevó con un voluntario que se ofreció a cuidar de ellos, estos fueron atendidos, dándoles un baño y atención médica primaria.

Los pequeños Brixton y Genevieve fueron agradecidos con sus cuidadores, se veían adorables envueltos en las sábanas como bebés y le ronroneaban a sus salvadores muy agradecidos.

Un par de días después fue encontrado por el área un gato de color muy a similar, razón que hizo pensar a los rescatistas que se trataba de su hermano mayor.

El gato fue nombrado Jared, se parecía mucho a los otros dos gatitos que fueron encontrados a principios de la semana, por lo que lo llevaron a “reunirse” con los otros dos, pensando que eran de la misma camada.

Brixton y Genevieve mostraban un gran parecido con Jared, pero al hacerles algunos exámenes se descartó la idea de que fueran hermanos, puesto que Jared era un mes mayor que los otros cachorros, pero esta razón no fue impedimento para estos gatos quienes al instante de ser reunidos se acurrucaron con nuevo hermano mayor.

El vínculo que crearon fue hermoso, parecían hermanos, pero esto no era así, “Brixton y Genevieve tenían unas cinco semanas y Jared tenía casi tres meses de edad”, dijo Aurelie. Aun así, esto no detuvo a Jared que casi al instante empezó su tarea de hermano mayor cuidando y acurrucándose con sus hermanos adoptivos.

El pobre Brixton tuvo que ser llevado al hospital por una terrible enfermedad, dejando a su hermana y hermano adoptivo en casa extrañándolo, pero él debía ser atendido para salvarlo antes de que fuera demasiado tarde.

Gracias a la incansable atención diaria de su madre adoptiva, April, estos tres bebés lograron sobrevivir a pesar de su corta edad, después de que Brixton estuviera en cuarentena por su enfermedad se recuperó y volvió a casa, lo cual puso muy feliz a Jared que se encargaría de que su hermanito no volviera a estar en peligro.

Jared se ha portado como un increíble hermano mayor, acurrucándolos a ambos junto a él, y dándoles mucho amor y ronroneos curativos a sus hermanos, lo que definitivamente ha funcionado. “Están oficialmente libres de síntomas”, dijo Aurelie.

Después de tres meses, los gatitos menores ya alcanzaron el tamaño de su hermano mayor, estos mininos recorrieron un largo camino, pero ahora se encuentran en óptimas condiciones listos para ser dados en adopción y tener un lindo lugar al cual llamar “hogar”, esperamos permanezcan siempre juntos.

Comparte esta linda historia con todos tus amigos, recuerda que muchas veces la familia no es necesariamente de sangre.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!