Encontraron a esta perrita enferma y descubrieron que su familia llevaba dos años buscándola

Perder una mascota puede ser uno de los peores momentos que podemos enfrentar en nuestras vidas, no saber a dónde ha ido, con quien se encuentre, la incertidumbre es lo peor cuando de la vida de un ser querido se trata. Lamentablemente, cada año millones de mascotas desaparecen en el mundo dejando un vacío en cada familia, pero no todo es malo; a veces ocurren milagros y algunas mascotas logran regresar a sus hogares nuevamente y los rescates a veces pueden ser increíbles.

Como el caso de Cali, ella se encontraba vagando cuando cayó desmayado frente a una estación de servicios.

Una mujer que se encontraba en el lugar, decidió hacer algo por ella sin saber a quién pertenecía, ni de dónde venía. La mujer era amiga de Anita Innamorata-Stout, de Broken Promises Animal Sanctuary, e inmediatamente la llamó para ver si podía ayudarla con la desafortunada perrita.

Anita y el personal del santuario enseguida dijeron que se harían cargo de ella y la irían a buscar.

Pero ella dijo que no se preocuparan por eso, que personalmente la llevaría; cuando estaba a punto de partir, el empleado de la estación de servicio le dejó el tanque de gasolina gratis y le hizo una pequeña donación para la perrita.

Ella llegó a Broken Promises Animal Sanctuary e inmediatamente todos supieron que tenían un largo trabajo por delante.

“Era un saco de huesos, era el perro más desnutrido y deshidratado que había visto en toda mi historia rescatando animales”, dijo Anita. Le llevaron a Dr. Mary Kwacz of Mobile Vet MD, le hicieron una serie de exámenes sanguíneos y comenzaron a administrarle líquidos por vía intravenosa, finalmente verificaron si poseía un microchip y, ¡sí, tenía uno!

A través del chip supieron que su nombre es Cali y obtuvieron un número telefónico, pero nadie contestó y dejaron un mensaje de voz.

Minutos después, una mujer devolvió la llamada y entre llantos dijo, “¿usted tiene a mi Cali?”. Brittney DiBartolo explicó que la adoptaron junto a otro perrito en un refugio, pero hace dos años que Cali se había perdido y ya no tenían esperanza alguna de encontrarla; desapareció un día de reunión familiar de su patio y desde entonces no tuvieron más noticias de ella.

Su familia vivía actualmente en Carolina del Norte, pero harían todo lo necesario para llegar Nueva Jersey a recuperar a su pequeña amiga.

En su recuperación, Cali comenzó a sangrar por la nariz; al examinarla para ver qué sucedía, descubrieron un adenocarcinoma detrás de sus ojos y nariz: es un tipo de tumor cancerígeno sin tratamiento inmediato. Le estaba causando muchos problemas para respirar y sobretodo muchísimo dolor, todo el mundo estaba devastado pero nadie quería rendirse, ella debía reunirse nuevamente con su amada familia.

Hicieron contacto con una organización llamada Ciber Knife, que tenían un programa especial para estos casos.

Después de muchas llamadas y planillas, respondieron al llamado, aceptaron a Cali en el programa y lograrían extender su esperanza de vida de 7 días a 18 meses y según como responda al tratamiento pudiera ser mucho más, su familia espera poder ir a buscarla a en tan solo un par de semanas.

TheDodo / FoxNews

Harán todo lo posible para que pueda llevar una vida tranquila, confortable y feliz.

Ella ha recibido las primeras sesiones de su tratamiento y la mejoría es evidente, sus ojos han vuelto a brillar y mueve la cola cuando está feliz, especialmente cuando el personal del refugio le muestra videos de su familia saludándola. Si deseas colaborar con el tratamiento de Cali puedes hacerlo desde este aquí.

También puedes compartir esta historia, seguramente su familia y el personal del refugio te lo agradecerán.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!