Este enorme amiguito es sordo, pero puede entender a su dueña de una forma muy especial

Alrededor de todo el mundo hay personas con alguna discapacidad ya sea auditiva, visual o de habla, y por eso implementamos diferentes formas para poder comunicarnos sin importar estas adversidades. ¿Quien dijo que los animales no pueden también usar algunas de estas diferentes formas de comunicación?

Cuando hay pérdida o discapacidad en algún nivel sensorial, solemos agudizar aquellos sentidos que sí están funcionando, o solemos aprender cosas que otras personas normalmente no aprenden porque simplemente no les hace falta.  Con los animales pasa exactamente lo mismo, si les falta un sentido agudizan los demás.

En el caso de la comunicación usamos el sentido del habla y escucha, podemos hacerlo en persona o leer algún mensaje dejado o enviado, alguna llamada, una carta y muchos otros medios.  Pero también existe la lengua de señas, que, aunque aquellos que no carecemos del sentido auditivo, no solemos ver su importancia, se torna extremadamente útil cuando nos encontramos con alguien que quiera comunicarse con nosotros a través de esa lengua.

Esto no es único en humanos, pues para el mejor amigo del hombre, el perro, también se puede aplicar; no con tanta exactitud, pero ellos la pueden aprender también.  Solo debemos dedicarles algo de tiempo y así podremos enseñarles algunas señas a nuestras mascotas para que sigan alguna petición, por ejemplo, para pedirle que se siente, que ruede en el suelo, que se levante o que corra.  Además, junto con la seña, se suele agregar también algún sonido. Aunque para este grandote llamado Max, es distinto, ya que este perro es completamente sordo, pero eso no le impide entender a su dueña.

Max es un perro Gran Danés que no puede oír en absoluto, pero puede reconocer señales que le hace su dueña, puede ser tan juguetón, leal e inteligente como cualquier otro, solo hay que aprender a llamar su atención de una manera especial porque no puede oír, al igual que sucede con los humanos.

relayhero, littlethings

La dueña de Max puede usar sus manos y dedos para pedirle a este perro que haga algunas cosas y él lo puede entender a pesar de no escucharla; un perro bien entrenado puede aprender unas 20 señas diferentes en un año y hasta 50 en 5 o 6 años, solo debemos ser perseverantes en el entrenamiento de nuestras mascotas.

En este video se muestra cómo la dueña de Max le hace señas para pedirle que hable, ¡y lo consigue! Max comienza a hablar en su idioma de perro, pero así se comunica, es un perro bastante inteligente y su discapacidad no lo detiene.

Este amiguito nos recuerda que no hay barreras cuando nos proponemos algo con perseverancia, ¡comparte su historia!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!