Este Pitbull callejero no puede dejar de sonreír después de ser adoptado ¡Qué ternura!

¿Quién dice que los perros no pueden sonreír? Brinks, fue encontrado en las calles hace mucho tiempo por Jon, él se dedicó a buscar a su familia pero no tuvo éxito, así que decidió quedarse con el pequeño de tan sólo 11 meses de edad. ¡Ahora brinks es muy feliz y no deja de sonreír! Eso lo hizo ganar el aprecio de mucha gente, ahora cuenta con más de 67,6 mil seguidores en su cuenta de Instagram ¡Guau! 😀

Cualquiera que piense que los pitbull son perros agresivos y de miedo, deberían de conocer a Brinks

brinks-1

¡Basta con mirar esta sonrisa! 😀

brinks-2

Jon, un ciudadano de Brooklyn lo encontró solo vagando por las calles y decidió hacerse cargo de él

brinks-3

Pasó poco más de un mes intentando contactar a los dueños de Brinks pero no tuvo éxito

brinks-4

Han pasado 12 años desde que Jon adoptó a Brinks ¡Y este pitbull aún no puede dejar de sonreír!

brinks-5

Jon nos revela que Brinks sonríe como respuesta a situaciones que le gustan 😀

brinks-6

Sonríe al ver golosinas, por la mañana para dar los buenos días, e incluso cuando está durmiendo 

brinks-7

¡No puede ocultar esa gran felicidad! 😀

brinks-8

Instagram

La vida de Brinks cambió completamente después de ser adoptado, gracias a Jon. Puedes seguir viendo más de Brinks en su Instagram, encontrarás más imágenes de su sonrisa que te encantarán. 😉

¡Comparte  la historia de este perro risueño con todos tus amigos!

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!