Fallece la ballena Amancay tras 8 días de permanecer encallada en la costa argentina

Durante 8 días una ballena franca austral, que recibió el nombre de Amancay, estuvo encallada en una costa de la provincia de Río Negro, en la Patagonia de Argentina, donde voluntarios y rescatistas intentaron, sin logarlo, regresarla al mar. Y, lamentablemente, Amancay falleció.

Todo comenzó el viernes 24 de mayo en Caleta de los Loros, a 130 kilómetros de la capital de Río Negro, cuando fue avistado por los vecinos que avisaron a los guardas ambientales de Pozo Salado.

La primera medida que tomaron fue intentar devolver al mar a la ballena, pero no lo lograron debido a que las mareas no fueron lo suficientemente fuertes como para llevarla hasta aguas profundas.

La salud de Amancay comenzó a deteriorarse con los días a pesar de la asistencia de los recatistas. A eso se sumó que no se alimentó durante esos días y el aplastamiento de sus órganos internos contribuyó a que fuera empeorando su estado.

Amancay encalló en Caleta de los Loros, una costa de la Patagonia argentina.

Amancay-ballena 1

El viernes la ballena fue avistada por los vecinos del lugar y alertaron a los guardas ambientales.

Amancay-ballena 10

Gerardo Ferrarino – Facebook

Amancay medía unos 12 metros de largo y pesaba más de una tonelada. La zona en donde se encalló es, como definieron los guardas ambientales, “una trampa natural”.

Uno de los guardas es Antonella Lema, que fue de las primeras en acudir al lugar y contó a los diarios locales la experiencia. “Creemos que llegó con la pleamar de las 3 de la mañana del viernes. Ese día hubo vientos fuertes desde el sur, una marea más alta de lo habitual. Un vecino fue quien la encontró, avisó a su esposa y ella nos avisó”.

Antonella con el grupo de ambientalistas y vecinos que estuvieron junto a Amancay estos 8 días.

Amancay-ballena 6

Diario Rio Negro

La costa en donde la pobre ballena encalló es una trampa natural, según los expertos.

Amancay-ballena 4

Diario Rio Negro

Cuando el grupo de guardas llegó a Caleta de los Loros evaluaron cómo acercarse a la ballena franca, que estaba en una zona de difícil acceso. Las opciones eran ir en línea recta dos kilómetros por un cangrejal (un terreno pantanoso en el cual es difícil movilizarse debido a la cantidad de cangrejos pequeños) o bordear los medanales, lo que significaba hacer el doble del camino.

“Sin dudarlo y porque conocemos la zona, fuimos por el cangrejal. La ballena estaba en una zona muy plana y a unos 15 metros había un canal natural con agua. Cuando llegamos estaba subiendo la marea y ella estaba muy enérgica, se movía con mucha fuerza, por lo que nos acercamos con cuidado”, relató Antonella.

Pero cuando lograron meterla al mar, a pesar de los intentos de los vecinos y los guardas, Amancay terminó encallada aún más.

Durante todos estos días estuvieron analizando la forma de devolverla al mar.

Amancay-ballena 2

Gerardo Ferrarino – Facebook

A pesar de los esfuerzos, la salud de Amancay se fue deteriorando con los días.Amancay-ballena 3

Diario Rio Negro

Para los expertos del Instituto de Biología Marina (IBM) que trabajaron en la zona, Amancay era una ballena joven hembra, no tenía lesiones y estaba en perfecto estado de salud cuando encalló. Si bien no es posible conocer con certeza cuáles fueron las causas que la llevaron a la costa, es posible que la falta de experiencia, sumado a las condiciones climáticas y la marea, la llevaron a la Caleta de los Loros.

La ballena era una hembra joven que debe haber terminado en la costa debido a su inexperiencia.

Amancay-ballena 5

Gerardo Ferrarino – Facebook

Tras 8 días de permanecer en la costa, finalmente Amancay falleció.

Amancay-ballena 8

Gerardo Ferrarino – Facebook

Su cuerpo permanece en la costa y el Gobierno realizará un operativo para retirarlo.Amancay-ballena 9

Gerardo Ferrarino – Facebook

“Dimos todo lo que pudimos. Uno humaniza la situación y percibe el sufrimiento del animal. Lo que tenemos claro es que es algo propio de la naturaleza, que no hubo intervención de la actividad del hombre en este varamiento”, contó Antonella, quien agradeció el trabajo de todos los vecinos.

Pero Amancay no pudo volver al mar a pesar de las intensas horas de trabajo que le dedicaron guardias y vecinos del lugar. Hoy recomiendan no acercarse al ejemplar, dado que su enorme cuerpo está en estado de descomposición y puede transmitir enfermedades.

La ballena medía 12 metros y pesaba alrededor de una tonelada.

Amancay-ballena 11

Gerardo Ferrarino – Facebook

La tarea de devolverla al mar no era sencilla para los rescatistas.

Amancay-ballena 12

Gerardo Ferrarino – Facebook

Lamentablemente una ballena franca ha dejado de existir, pero es muy loable el trabajo de los guardas y vecinos de Río Negro, que hicieron todo lo que pudieron para salvarla.

Comparte la historia de Amancay, la ballena franca austral que falleció rodeada de personas que se preocuparon por ella.

¿Te gustó?

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!