Aunque sería difícil, ellos sí se atrevieron a adoptar a Bubbe y les cambió la vida por completo

Amanda Herring conoció a su marido cuando era adolescente en la escuela al norte de Virginia, cuando ambos hacían teatro musical. Eran amigos, nunca salieron, sería una locura pensar que 14 años más tarde, Amanda y Greg Selz se casarían y tendrían un perro viejo para cuidar ¡Pero sucedió!

Amanda y Greg se conocieron cuando apenas eran niños, crecieron y tomaron rumbos diferentes pero se contactaron nuevamente en 2010

perro-enojon-bubbe-1

Ese fue el primer paso y dos años más tarde se mudaron juntos a Wahington, D.C. ¡Y su prioridad fue encontrar un departamento donde les permitieran tener un perro! 😀

perro-enojon-bubbe-2

Fueron al refugio Fairfax County Animal Shelter en Virginia del Norte por un Chow Chow que vieron, pero al llegar ya había sido adoptado ¡Pero su hermana mayor estaba disponible! 😀

perro-enojon-bubbe-3

Bubbe, la perrita mayor no parecía estar emocionada y parecía un poco enojona, sabían que sería difícil que esta perra de 9 años de edad encontrará un adoptante ¡Entonces ellos lo hicieron! 

perro-enojon-bubbe-4

La transición no fue fácil. Al principio Bubbe tenía problemas de salud, no comía y ocasionalmente ladraba a sus nuevos padres 

perro-enojon-bubbe-5

Pero con mucho amor y paciencia esta pareja logró construir una cálida relación con Bubbe

perro-enojon-bubbe-6

Aún no ama a los extraños pero adora a sus padres, siempre mueve la cola cuando los ve y los sigue a todos lados 🙂

perro-enojon-bubbe-7

Cuando Amanda y Greg decidieron casarse ¡Bubbe no podía faltar en el evento! Ella estuvo con Amanda toda la mañana mientras la maquillaban y peinaban.

perro-enojon-bubbe-8

Al parecer Bubbe sólo necesitaba tiempo y paciencia para convertirse en la perrita más cariñosa que existe en el mundo.

perro-enojon-bubbe-9

Pero la vida de Bubbe no fue la única que cambió, también la de esta hermosa pareja, ella simplemente hace su matrimonio más feliz ¡Antes eran sólo dos, ahora son una familia! 

perro-enojon-bubbe-10

Thedodo

El amor y la paciencia pueden hacer que un perro cambie por completo, a veces sólo están muy asustados del pasado que tuvieron, es difícil que vuelvan a confiar, siempre debemos darles una segunda oportunidad para ser felices, como lo hicieron Amanda y Greg ¡Qué hermosa familia! 😀

 Nunca es demasiado tarde para ser feliz, Bubbe lo logró a sus 9 años ¡Comparte su historia con tus amigos en Facebook!

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!