Esta gatita se convierte en una nadadora olímpica para conseguir su objetivo y lo logra

Un hombre llamado Jason salió un día a pescar junto a su amigo, pero justo antes de adentrarse al lago en su bote, escucharon los maullidos de un pequeño gatito que estaba hambriento, así que decidieron ayudarlo y le dieron un poco de pollo de su emparedado, agua y algunas caricias al pequeño gatito, que de seguro fueron bien recibidas; tras esto, el pequeño se fue corriendo.

Ella estaba flaca, así que Jason le dio un poco de pollo de su sándwich y un poco de agua”, dijo Celeste Kassler, la madre de Jason.

Cuando se adentraron al lago, ya después de unos metros, lejos de tierra firme disponiéndose a pescar, escucharon un maullido desde las ramas seguido de un chapoteo; al mirar en la dirección al ruido, notaron que algo parecido a un castor se acercaba nadando hacia su bote.

Como estaba lejos y bajo el agua, no se percataron de qué se trataba en realidad, solo se veía un pequeño animalito nadando, pero se trataba nada más y nada menos que de la pequeña gatita que nadaba como una profesional, buscando a quienes le habían brindado amor y alimento.

Por un momento vio a un “castor” nadando hacia él y luego se dio cuenta de que era ella”, dijo Celeste. “Cuando levantaron el ancla y se disponían a ir a buscarla, ella ya estaba en el barco, una candidata olímpica a los seis meses de edad”.

Dory, así llamada esta valiente gatita, se quedó en el bote como esperando recibir aún más ayuda y como si tratara de avisarles de que tenía un amigo esperándola en la costa, se quedó con ellos hasta regresar.

Al llegar a tierra de nuevo, Dory saltó del bote y se reunió con otro gatito; allí Jason se dio cuenta de que eran amigos y quiso ayudarlos, pero el otro pequeño era muy tímido y ya no tenían comida para convencerlo de que viniera a ellos, por esa razón Jason volvió a casa para buscar ayuda.

Su tía Gail ayudó a Jason y a su novia Kerri a conseguir comida y una caja, y les dio algunos consejos para poderlos llevar a casa”.

Jason regresó a donde estaban los pequeños gatitos con algo de comida y una jaula para llevarlos a casa y así adoptar a esta adorable pareja. La madre de Jason se enamoró de estos gatitos de inmediato y los adoptaron como parte de su familia.

Sus nombres son Dory y Whisky, adivinen cuál es Dory, los estamos manteniendo a ambos, necesitan atención médica”.

Esta no es sólo la historia de una gatita valiente, que sólo quiere un poco de amor, sino de cómo nos unió a todos para ayudar a una preciosa pequeña alma”, dijo Celeste. “Dory es un angelito increíble y ni siquiera sabe cuánto tocó todos nuestros corazones”.

Love Meow / Iizcat

Mira el video donde la adorable Dory se ve a lo lejos nadando velozmente hacia el bote y cómo muestra todo su cariño a Jason, casi tratando de pedirle que no la deje sola, dejándole saber que quiere tener una familia y, por supuesto, sin dejar a su amigo atrás.

¡Nos alegra saber de historias con final feliz como esta! La linda gatita no solo pidió ayuda para sí misma sino tambíen para su querido amigo, y así ambos fueron capaces de encontrar un lugar al cual llamar hogar.

No olvides compartir esta hermosa historia con tus amigos.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!