Estas gatitas son las mejores hermanas del mundo – Lola es ciega y Lucy tiene un solo ojo

Lola y Lucy y son dos gatitas hermanas que se cuidaban la una a la otra de una manera muy especial, una de ellas no tiene ojos y depende completamente de su hermana que solo tiene uno.

A principios de enero fueron encontradas por un grupo de rescate llamado Happy Jack Rescue (en Boise, Idaho), ellos vieron a estas pequeñas a pesar de que seguramente nadie más lo haría, notaron que el vínculo que compartían estas hermanas era muy grande.

Ellas necesitaban atención médica veterinaria de inmediato, pero al ser un pequeño grupo de rescate, no podían costear todas las necesidades que tenían estas niñas. Empezaron a ponerse en contacto con todos los grupos de rescate en Estados Unidos que pudieron con la esperanza de conseguir un poco de ayuda.

A pesar de usar todo su esfuerzo para ponerse en contacto con tantos grupos y organizaciones, solo tuvieron respuesta de Specialty Purebred Cat Rescue (SPCR, en Kenosha, Wisconsin). Kirsten Kranz, la fundadora, dijo que ayudaría, pero primero tuvieron que averiguar cómo transportar a las dos hermanas de Idaho a Wisconsin (más de 2500 kilómetros).

“Afortunadamente, tenemos una auxiliar de vuelo voluntaria, que pasa sus pocos días libres, volando a través de los Estados Unidos para rescatar gatos si tenemos una petición de ayuda”, dijo Sue Lentz de SPCR.

Apenas tuvieron esta noticia, ambas gatas fueron llevadas al veterinario más cercano para saber si las condiciones en las que se encontraban les permitirían volar hasta el aeropuerto de O’Hare, Wisconsin.

Lucy es la mayor de las hermanas, ella está completamente ciega pues no tiene ninguno de sus ojos; por su parte, Lola solo tiene un ojo, lo que la hacía la líder a pesar de ser la menor, ella veía por las dos y guiaba a su hermana mayor.

Ambas gatas eran muy pequeñas, solo pesaban 1 kilogramo cada una a pesar de tener 2 años. Debido a las condiciones en las que estaban, se les hacía muy difícil comer, por lo que uno de los voluntarios, Lentz, las alimentaba con comida diluida.

Lenz les hacía una pasta con comida blanda diluida y alimentaba a cada una de las gatitas. “Hacen una especie de pala, y usando sus lenguas, ellas la enrollan en su boca”, dijo Lentz.

En sólo dos meses ya han más que duplicado su peso, “Lucy ahora pesa casi 3 kilogramos y Lola pesa 2 kilogramos. A pesar de que Lola tiene una visión limitada, Lucy depende de ella para guiarla y conducirla, ella se pega a su lado, especialmente en un entorno desconocido, porque hay un vínculo y una gran confianza entre ellas”, dijo Lentz.

El vínculo de estas hermanas es increíble, cuando Lola tiene cita para chequeo de sus ojos, Lucy no descansa ni come nada en todo el día hasta que ella llega, la capacidad de estas gatas para adaptarse a los cambios pudo sorprender a más de uno.

Lovemeow

Afortunadamente, Lola y Lucy, lograron encontrar unos increíbles padres adoptivos y pudieron permanecer juntas, Lola ya casi no puede ver pero sigue guiando y acompañando a su hermana en todo lo que puede.

Lucy y Lola aún se encuentran en recuperación y necesitan de toda la ayuda posible; si deseas ayudarles puedes ingresar aquí. También puedes seguir su historia en la página de Facebook de Specialty Purebred Cat Rescue.

También puedes compartir esta historia con todos, así estas mininas podrán obtener un poco más de ayuda.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!