Un gatito moribundo fue salvado mientras investigaban una granja de perros en Corea

En muchos países, el maltrato animal es un delito que puede ser pagado con una gran multa o hasta años en cárcel, lo que ha reducido la cantidad de animales maltratados de forma descomunal; lamentablemente, esto no sucede en todos los países, en especial en Corea, donde existen granjas de perros.

Cada año en Corea, millones de perros son sacrificados por su carne, para hacer una sopa de perro muy famosa en este país. Algunos de ellos no solo son sacrificados, sino que son brutalmente maltratados por la creencia que existe que dice que mientras más maltratados sean los perros, mejor será su sabor.

La mayoría de estos perros están en jaulas diminutas, donde no tienen agua, solo comen desperdicios y no tiene un lugar para protegerse de las lluvias. La carne de perro es comercializada de forma regular en muchos mercados de corea.

Pero por supuesto estos tratos no simpatizan a todos los ciudadanos de Corea, existen muchas organizaciones y activistas que están en contra de esta práctica, en especial Free Korean Dogs (FKD). Junto a su fundadora, EK Park, que hacen todo lo posible para rescatar perros de estas granjas para llevarlos a Norte América, donde son dados en adopción.

Aunque hacen todo lo posible para salvar a todos los perros que puedan, a veces no pueden salvar a todos estos animales. Pero este pequeño gatito, tiene una historia diferente, tuvo la suerte de ser salvado por FKD.

Ek y algunos miembros de su organización, visitaron una de estas granjas en varias ocasiones, para intentar salvar a los perros que se encontraban ahí, en una de esas ocasiones se acercaron lo más posible a esta granja, donde Ek consiguió un pequeño gatito que estaba llorando y tan hambriento que estaba comiendo los desperdicios de los perros.

El pequeño gato estaba en muy malas condiciones, apenas era del tamaño de la mano de Ek. Tan pronto como tomó al gatito, el dueño de la granja se acercó a ellos pues al notar que no iban a comprar a estos perros por su carne, anunció que odiaba a los amantes de los animales y que no eran bienvenidos.

Lamentablemente, FKD, no pudo hacer mucho con los perros de esa granja, debido a que es una práctica legal en Corea, pero no permitió que el gatito estuviera ahí mucho más tiempo y lo llevó con ella.

El pequeño gatito ahora no es tan pequeño y tiene como nombre “Nimo”.

El gatito Nimo fue cuidado en Corea para luego de su recuperación ser llevado a Toronto, Canada, donde lo esperaba su nueva madre.

Jiyoon Yi, su nueva madre adoptiva, lo estaba esperando en este país, donde ella se iba a encargar de darle el hogar que merecía.

Relayhero

Nimo no perdió el tiempo, y de inmediato fue a encontrarse con su nueva dueña. Ahora Nimo finalmente tiene un hogar y mucho amor que recibir. Por cosa del destino pudo salir de la terrible situación en la que se encontraba.

Comparte esta historia con tus amigos, en la que al menos esta gatita tuvo la oportunidad de vivir mejor.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!