Budd, el gatito con necesidades especiales, nos da una gran lección de superación

Así como en todo el mundo hay personas con necesidades especiales muy variadas, también hay animales como gatos y perros también con condiciones similares. Hay que tomar en cuenta que el cuidado para muchos de estos pequeños animales, como lo son los gatos, que tengan alguna necesidad especial no es el mismo que solemos darles a quienes no tienen estas condiciones.

Hay que tener un poco más de paciencia para entenderlos y así poder ayudarlos de la forma que ellos más necesitan.

Este es el caso de Budd, un gatito que nació con una condición llamada Hipoplasia Cerebelosa (HC), que es un trastorno en el que el cerebelo no se ha formado completamente. Hay varias causas, como infecciones bacterianas o virales, por envenenamiento, lesiones o desnutrición. Algunos síntomas comunes son movimientos espasmódicos, caminata desordenada y movimientos de cabeza, según explica chcat.org.

En el caso de Budd su condición es congénita, nació con esta afección, puesto a que su madre contrajo el virus Panleukopenia mientras estaba embarazada, lo que provocó que Budd no tuviese el total desarrollo de su cerebelo.

Sin embargo, para Budd esta afección al ser de nacimiento no le afecta en gran medida, pues la toma como algo común ya que nació con ello y pudo acostumbrarse desde el comienzo. Esta enfermedad no es progresiva; es decir, que no empeorará al envejecer.

Comenzar a caminar fue difícil para este gatito, empezó con pequeños pasos, cayéndose y arrastrándose y se le dificultaba bastante, pero dio siempre su mayor esfuerzo. Se la pasa jugando y tiene una actitud bastante alentadora y se esfuerza para moverse a su manera, viviendo feliz con su cariñosa y amable familia.

Sus ambles cuidadores Jill, Kay y Jim han sido muy constantes con Budd, lo enseñan a comer, usa una pequeña caja llena de arena diseñada para él y le colocan chalecos donde lo ayudan a mantenerse de pie para mejorar sus movimientos, también usan una especie de andadera que le facilita moverse mientras juega.

Poco a poco mejora sus movimientos, trata de caminar dando su mayor esfuerzo con la ayuda de sus insistentes cuidadores que lo apoyan y están pendientes de él en todo momento.

Relayhero

Mira el video donde este lindo gatito se divierte y la pasa como si nada en el mundo pudiese detenerlo.

Gracias a la ayuda y el amor de su familia, Budd ha podido tener una vida feliz y fácilmente podemos decir que sin duda se siente amado.

Si te ha gustado esta historia de superación, no olvides compartirla con tus amigos en la redes.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!