Un gatito recién nacido no iba a sobrevivir… Hasta que lo adoptó una mamá canina

Cada vez me sorprendo más de la capacidad de amar que tienen los animales, sin distinción alguna. Los perros y gatos generalmente se dice que son enemigos pero esta es una regla que no siempre se cumple. La historia de Lilo y Rosie es una gran muestra de ello. Lilo es una cachorra que vive en un hogar con más animales, un hermano cachorrito, un par de gatos y algunos conejos y recientemente su familia decidió adoptar a un gatito recién nacido que necesitaba su atención.

Perro-Su nombre es Rosie y apareció en la casa familiar en muy mal estado y con dificultad para caminar. La dueña de la casa y de Lilo publicó en su perfil de Instagram que se sorprendió cuando la perra lo abrazó y no conforme con eso, hasta le estimulaba para ir al baño… actuó como si fuera su mamá. Continuamente publican en la cuenta @lilothehusky imágenes de esta singular madre

Lilo utilizó su instinto maternal para cuidarlo y para preservar su vida sin importar que fuera un gato. Y así fue, finalmente el gatito mejoró y abrió sus ojitos ¡Le salvó la vida!

Siempre juntos

TiernosHasta hoy Lilo y Rosie son inseparables. Cuando Rosie fue a conocer el parque por primera vez no quería estar muy lejos de Lilo porque se sentía protegida.

Perro-gatitoEs una historia muy bonita que ha cautivado a miles de personas y ha causado en su dueña mucho impacto al ver los cuidados de su perra. Sin duda esta es una relación muy especial, llena de mucho amor. Gracias a Lilo el gatito ha adquirido hábitos de perros jajaja es muy común que quiera pasear con correa, jadear como un perro y que se vea como parte del resto de la manada.

Perro

Perro-y-gato

TheDodo

¡Si te sorprendiste con ese singular dúo, comparte y llena de ternura a tus amigos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!