Keelo y Koda, un perro y un gatito rescatado que sin imaginarlo se convirtieron en hermanos

En todas las familias hay diferencias, todos tenemos características que nos distinguen: gustos, aficiones, hábitos,… cada personalidad es única y por eso el secreto de las relaciones sanas y felices es aprender a conocer, aceptar y tolerar a las demás personas.

Nunca debe faltar la comprensión y jamás discriminar a alguien solo porque sea distinto. Por dentro todos los seres somos iguales. Los animales saben muy bien esto y la historia de Koda y Keelo te lo demostrará. Se trata de un gatito que fue rescatado por una familia, lo nombraron Koda, y lo llevaron a su hogar con la expectativa de que conociera a su perro, un Golden Retriever llamado Keelo, y se llevaran bien. 

En este video podrás ver lo qué pasó:

Pero lejos de sentir celos y pelearse, Keelo sabía que había llegado su mejor amigo. Y así fue, desde el primer día y los siguientes meses, se convirtieron en hermanos inseparables.

gato-crece-con-perro

Juntos son el equipo perfecto y están enamorando a miles de personas con sus hermosas fotos. Puedes visitar su página de Instagram aquí y también su página de Facebook aquí.

¡Son adorables! Comparte esta emotiva historia de amor, nadie podrá resistirse a los encantos de este par.

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!