Lo abandonaron, un veterinario recomendó la eutanasia pero vivió hacer muy feliz a alguien

Cuando Leah Hapeman perdió a Fertie, su gato, luego de que vivieran juntos durante 18 años, estuvo mucho tiempo llorando su muerte. A pesar de que trabaja en un refugio y rescate de animales y entiende de pérdidas, perder a Fertie le hizo muy mal.

Pero mientras Leah sufría por la pérdida de su amigo, en uno de los parques de New York, el Hyde Park, la organización Dutchess County SPCA estaba en el lugar respondiendo un llamado porque habían abandonado a un gatito y lo habían tirado a la basura.

Los voluntarios se encontraron con un gatito que tenía unas características únicas: tenía deformadas las patas y la cola, sólo tenía colmillos, ningún otro diente, sufría de una enfermedad que lo ponía bizco y su orina tenía cristales, por lo que debería tener una dieta especial de por vida. Cuando el veterinario terminó de revisarlo consideró que estas deformaciones eran genéticas y que había que practicarle la eutanasia.

El gato tiene problemas en sus garras y en sus patas traseras.

Walter-gato-con-deformidad 8

Pero la gente de Dutchess County SPCA no estuvo de acuerdo y se llevó al gatito a pesar de saber que sería muy difícil encontrarle un hogar, y como primera medida fue operado de sus ojos, procedimiento que resultó exitoso.

En el refugio le pusieron el nombre de Walter y se sorprendieron de las ganas de vivir del pequeño, que se las ingeniaba para moverse por todos lados y jugar a pesar de sus patas cortitas y deformadas. Y, a pesar de no tener dientes, comía como cualquier otro gato.

Además de sus problemas en las extremidades era bizco.

Walter-gato-con-deformidad 1

Pero por suerte con la operación pudo mejorar su visión.Walter-gato-con-deformidad 3

Sherri Taylor, responsable del refugio de Dutchess County SPCA, sabía que la persona que tuviera que adoptar a Walter tenía que ser muy especial y conocía a esa persona y era una de sus amigas: Leah.

Entonces Sherri invitó a su amiga al refugio y apeló a su curiosidad. Cuando vio a Walter, Leah sonrió por primera vez en semanas. Su reacción no pasó desapercibida para su amiga, y Leah comprendió al mirar a Walter que quería cuidarlo y protegerlo.

Leah junto a Walter, feliz de poder cuidarlo.

Walter-gato-con-deformidad 2

“Sonrío cada vez que lo miro” confiesa Leah. “En todos mis años de trabajar en refugios nunca había visto un gato como este. No tengo miedo a lo desconocido que representa. Sólo no puedo entender cómo es que puede ser tan cariñoso”.

Leah se llevó a Walter e hizo alfombrar toda la casa para que pudiera moverse más fácilmente y ahora lo llama cariñosamente T-Rex (como el dinosaurio).

Es igual a cualquier gato, sus problemas motrices no le impiden nada.

Walter-gato-con-deformidad 7

Usa y se estira en los sofás, como cualquier otro gato 😀
Walter-gato-con-deformidad 5

Leah está realmente encantada con el pequeño gatito … ¿o dinosaurio T-Rex? 😛

Walter-gato-con-deformidad 4

¡T-Rex es adorable!Walter-gato-con-deformidad 6

JULIE LEROY

Ahora T-Rex vive la vida de un rey. Ama a sus juguetes, sigue a Leah por toda la casa y le gusta acostarse a su lado a ver televisión. “No hay nada que no pueda hacer, a pesar que tenga que hacerlo a su especial manera”.

Mira un video en donde se ve a T-Rex jugando:

Lo más importante de todo es que Leah y T-Rex viven juntos, felices y se quieren porque cada uno aceptó lo que el otro es. 

¡Comparte su maravillosa historia con tus amigos!

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!