Un hombre sin hogar hace lo que nunca imaginarías por ayudar a otros necesitados

Me parece una lección de vida maravillosa para todos. Alguien que tiene muchas necesidades, que su casa es una caja de cartón, sus zapatos están rotos y sus pies maltratados de caminar. No tiene un techo donde resguardase de la lluvia ni mucho menos garantía de comer tres veces al día. Pero en lugar de tener una actitud indiferente, como la de muchos, que no tenemos ni la mitad de las carencias, se ocupa de ayudar a los perros de la calle.

Sin-hogar

Es cierto el dicho popular que dice que a veces quien menos tiene es el que más comparte. La historia de este hombre sin hogar es de esas que llega a las entrañas y conservamos en el corazón.

Ayuda-a-perritos

Su nombre es Kamala Lochan Baliarsingh y tiene 60 años de edad, de los cuales lleva viviendo más de 30 en la calle. Vive cerca de la estación de tren de Bhubaneswar en La India. Lo llamaron “El Hombre de Dios”.

Agua-para-los-perritos

Cuenta haber tenido un hijo pero que no ha ido a visitarlo desde hace muchísimos años.. Lo cierto es que hoy él se encuentra en la calle y sobrevive a todas las adversidades que eso implica, no creo que nadie elija vivir en estas condiciones. Sus días transcurren recogiendo botellas de plástico y ayudando a los perros de la calle.

Hombre-sin-hogar2

Un equipo de voluntarios decidió registrar un video de su labor, estuvieron compartiendo con él varias horas para vivir un poco su experiencia. Antes de comenzar le ofrecieron galletas y no aceptó. Pero en cuanto apareció Mithu, un cachorro que adoptó como su mascota y quiso ir a por ellas de inmediato para dárselas.

Galletas

Su amor por estos animales es tan incondicional que muchas veces él sacrifica su comida para alimentarlos a ellos.

Comida-perros

“Solo una persona hambrienta puede entender el dolor del hambre. La bondad es serena cuando no se espera nada a cambio y un corazón que no sabe distinguir entre un ser humano y un animal” comentó.

Perro-comiendo

Ayudar a los animales necesitados a su alrededor le saca una gran sonrisa, la misma que nos invita a tener nosotros con su ejemplo. Dar es sinónimo de alegría y la próxima vez que veas a algún Kamala en la calle no pases de largo. Si no está en tus posibilidades algo material, una simple sonrisa o unas palabras de ánimo también puede ayudar.

Hombre-de-Dios

El video es un material inspirador

Seamos más

Si todos fuéramos un poco como Kamala, el mundo sería un lugar maravilloso ¡Vale la pena compartir su ejemplo!

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!