Homer, la hembra de lince ibérico, no aguantó el estrés del incendio de Doñana

Cuando el fuego de Moguer avanzaba, el Centro de Cría en Cautividad del lince de El Acebuche se vio amenazado por el incendio y recibieron la orden de desalojo inmediato. Los responsables del centro aplicaron el protocolo de evacuación establecido en caso de incendio y lograron capturar 14 ejemplares, 5 crías y 9 adultos.

Según establece el protocolo ante esta situación, lo que se hace en este caso es abrir las puertas de los recintos en los que se encuentran los animales para que puedan salir por sí mismos.

Pero por desgracia no todo salió como esperaban… Se anunció la muerte de una de las hembras que habían logrado atrapar y evacuar “probablemente por el estrés” que sufrió “durante la captura y el transporte”.

Los técnicos han accedido nuevamente al centro de El Acebuche y han podido percatarse de que los linces a los que se les abrió la verja “parecen estar en buenas condiciones bajo control del personal del centro”.

Homer era una de las hembras más productivas del programa y alumbró a dos cachorros esta primavera. Ingresó en el centro de Doñana, Huelva, en junio de 2013 tras haber sido capturada en su hábitat natural por el equipo Life Iberlince al detectarle una lesión en su ojo izquierdo: un desprendimiento de retina que le ocasionó la pérdida de visión. En 2015, con cuatro años, tuvo su primera camada de tres pequeños, de los que sobrevivió una hembra, que fue puesta en libertad. En 2016 parió otros dos, uno de los cuales nació muerto.

El lince ibérico, el felino más amenazado del planeta, cuenta en la actualidad con 483 ejemplares.

Para la organización conservacionista World Wildlife Fund (WWF), los linces que más causan preocupación son los que viven en total libertad en zonas de campo, como los que se encuentran en el Coto de Avalario y el Coto de Los Tres Reyes.

“Pensamos que los cachorros no habrán sobrevivido”, ha afirmado Felipe Fuente el Saz, responsable de Doñana para WWF. Se ha referido a cuatro hembras que viven en la zona y que tienen una camada con al menos 8 cachorros de lince ibérico.

Los ecologistas de WWF han confirmado que era sólo cuestión de tiempo que en Doñana se produjera un incendio de tales magnitudes y que llevan más de diez años denunciando el grave problema de las amenzas de incendios forestales en el parque.

El secretario general en España de la misma organización declara que “la corona forestal de Doñana es un caos de tendidos eléctricos, pozos ilegales en medio de los pinares con instalaciones eléctricas, construcciones aisladas, fincas ilegales y todo tipo de actividades forestales”.

Una pérdida lamentable para nuestro planeta. Se trata de catástrofes que, si se tomaran medidas de prevención y se destinaran parte de los presupuestos gubernamentales a apaliar estos males, no sucederían. Historias como las de Homer serían muy diferentes.

Comparte esta triste noticia con tus amigos para crear conciencia sobre la gravedad de los incendios forestales

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!