Encontraron a este pequeño jaguar herido de gravedad, pero tuvo una segunda oportunidad

Un jaguar fue encontrado en la selva ecuatoriana con graves heridas de perdigones, se trataba de una hembra de 11 meses de edad. Podía mover su cabeza, su cuello y gruñía, pero el resto de su cuerpo estaba completamente paralizado, por lo que estaba aterrada. Afortunadamente, personas locales la encontraron y decidieron ayudarla.

Los agricultores de Shushufindi, Ecuador, suelen poseer ganado y animales que atraen a los felinos. Las gente de la zona tienen la creencia de que los felinos pueden atacar al ganado, y por esta razón los matan, se presume que eso ocurrió en este caso.

Maria Cristina Caly, médico veterinario de una organización llamada Darwin Animal Doctor, dice que, posiblemente a su madre también le dispararon y murió, de lo contrario se hubiese mantenido con su cría”.

Es muy extraño que un jaguar abandone a sus cachorros.

Gracias a las personas que decidieron rescatarla, fue trasladada en la parte posterior de una camioneta durante más de 5 largas y agotadoras horas, hasta la Universidad San Francisco de Quito, en la capital de Ecuador.

Al llegar a la Universidad, el Dr. Andrés Ortega comenzó a realizar los exámenes y estudios pertinentes, de esta manera lograron determinar que tenía al menos 18 perdigones alojados en su cuerpo.

Esto era lo que la mantenía paralizada.

Su estado era crítico y tenían dudas de que pudiera sobrevivir, si lo lograba quizás nunca más pudiera caminar.

A pesar de las dudas, decidieron operarla, luego de dos intervenciones y una reconstrucción de las vértebras afectadas por los perdigones, comenzaron un seguimiento cercano de la evolución.

Pronto el equipo médico veterinario se dio cuenta de que podía mover las patas, esto era una gran noticia. Realmente no esperaban que eso sucediera y menos tan pronto, en ese momento supieron que indudablemente ella estaría bien.

Poco tiempo después logró pararse y estar inquieta dentro de su jaula.

El personal logró entretenerla con tiras de papel con las que jugaba complacida.

Luego de un mes, su evolución había sido tan efectiva que se había recuperado en un 95% y pudo ser trasladada a un recinto al aire libre dentro de un parque natural en Lago Agrio, Ecuador.

Fue llamada D’Yaria, que significa “tigre valiente”, ella es muy valiente.

Sus cuidadores se han asegurado de que no se acostumbre al contacto humano, esto la pondría en peligro nuevamente al creer que los humanos son sus amigos. Y lo han hecho bien, pues ella muestra frecuentes signos de hostilidad hacia las personas, finge que atacará cada cada vez que alguien se acerca a su jaula.

Aunque conserva su mirada de cachorra.

TheDodo

Cuando ella se encuentre completamente recuperada, será liberada en la Estación de Biodiversidad Tiputini y se le colocará un collar especial para radiarla y asegurarse que se encuentre bien, pues lamentablemente según la UCIN la especie se encuentra en la lista de especies “casi amenazadas”. Confiamos en que ella pronto estará bien, gracias al esfuerzo de todas las personas que han intervenido en su rescate y recuperación. Si deseas ayudar puedes hacerlo desde aquí.

Comparte esta historia y ayúdanos a crear conciencia hacia la vida salvaje.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!