Esta perrita callejera a punto de morir encuentra la salvación y su vida cambió por completo

De grandes transformaciones está llena la vida, a veces parece que todo está perdido y en cuestión de minutos todo cambia. A veces, por esfuerzo propio; a veces, por un golpe de suerte, pero siempre gracias a personas dispuestas a ayudar o hacer el bien a quienes puedan encontrarse en situaciones desesperadas.

Así fue como cambió repentinamente la vida de Kelsey.


Ella es una perrita muy hermosa y de gran corazón, pero estaba viviendo las más terribles penurias y solo había conocido el lado duro y oscuro de las calles y la humanidad. Aún no estaba dispuesta a rendirse, cuando una increíble familia la encontró deambulando por un puente.

Kelsey debió haber sufrido mucho a lo largo de su vida.


Sin embargo, no había perdido la esperanza de que algo bueno le pasara y así fue: no lo dudó ni un minuto cuando sus rescatadores la invitaron a subir al automóvil, confiando completamente en que todo podía ser mejor.

Con ojos cansados pero con esperanza miraba a los humanos más bondadosos que había conocido.


Y la verdad es que a pesar de todo lo que había sufrido, era muy dócil y cariñosa, un ejemplo de que pase lo que pase siempre tenemos razones para brindar amor a quienes con amor nos traten.

Su piel estaba gravemente herida.

Su pelaje había desaparecido casi por completo, tenía sarna y quemaduras por el sol.


Fue llevada al veterinario donde se enamoraron de ella e hicieron todo lo necesario para comenzar a hacer su vida mejor. Le iban a administrar un tratamiento que pronto haría que su piel sanara y con mucho cariño para mantener siempre su ánimo.

Se puede ver lo frágil y pequeña que es en los brazos del médico.

Y su tierna carita hacia todos los que quisieran ayudar.


Poco tiempo después se notaba la mejoría, su piel estaba mucho más fuerte y sana, podía disfrutar de la sombra y de dormir en la hierba fresca, podía jugar y relajarse, su vida ya no consistía en la búsqueda interminable de agua y comida.

Su sonrisa nos dice lo agradecida que estaba.


Ella también aprendió rápidamente lo que era interactuar con otros humanos, de verdad su corazón es muy grande y parece haber olvidado o dejado atrás todo el tiempo que vivió sola y sin hogar.

Hacer amigos caninos, tampoco fue un problema para ella.


A medida que su piel sanaba, su espíritu y personalidad se hacían más notables y antes de que todos se dieran cuenta era una Kelsey completamente nueva, saludable con un hermoso pelaje suave y blanco.

Amante de una siesta en una cama tibia y suave.


Ahora tiene sus comidas regulares, baños frescos, amigos y gente que realmente la quiere, su historia es realmente conmovedora e inspiradora, gracias a la ayuda de buenas personas tenemos a una Kelsey completamente nueva y sana.

Parece mentira que esta sea la misma Kelsey que una vez vimos caminando en un puente.

Ella conoció el lado bueno de las personas.

OneGreenPlanet / LittleThings

Una transformación increíble, Kelsey estaba tan débil y enferma que posiblemente hubiese muerto en pocos días sin los héroes que cambiaron su vida, ahora es una perrita llena de vida, que conoció el amor, el bienestar y la comodidades, un aplauso a todas las personas que lo hicieron posible.

Comparte esta maravillosa historia e inspira a muchas personas para que actúen de la misma manera.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!