Kenny era un perro desahuciado con parálisis… pero un milagro sucedió 6 meses después

El protagonista de esta historia es Kenny, un doberman que estaba desahuciado. Tenía un daño espinal muy severo que fue diagnosticado como irreversible, no podía moverse. La opción que recomendaban los médicos que lo atendían era aplicar la eutanasia, creyendo que todos los esfuerzos serían en vano. En medio del dolor, Kenny se mantenía con ganas de vivir y la organización Two Hands Four Paws creyó en él. Puso todo lo que estaba a su alcance para hacer realidad el milagro de que pudiera caminar de nuevo.

Muchas personas que se sensibilizaron con su caso se mostraron solidarias y consiguieron con donaciones el dinero necesario para emprender un complejo proceso de rehabilitación. Después de un procedimiento quirúrgico y terapias él pudo finalmente caminar.

perro-paralisis-camina-de-nuevo6

perro-paralisis-camina-de-nuevo7

perro-paralisis-camina-de-nuevo10

perro-paralisis-camina-de-nuevo14

perro-paralisis-camina-de-nuevo2
¡Es grandioso! Tienes que verlo, fue un trabajo arduo durante seis meses pero valió la pena el esfuerzo, toda la voluntad y la perseverancia.

¿Quién iba a imaginarse que Kenny volvería a ser un perro normal? Es increíble, comparte esta demostración de que el amor es capaz de cualquier cosa.

¿Te gustó?

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!